31 mayo, 2016

Reseña: Punto de quiebre - Cristina Liceaga (literatura independiente)

Título: Punto de quiebre
Autora: Cristina Liceaga
Sinopsis: Punto de quiebre es una novela que nos muestra que la historia política se repite inevitablemente a diferencia de los sueños de juventud que se pierden y son difíciles de recuperar.
La novela recorre la vida política de México de los últimos 20 años a través de Mercedes Tirado y Matías Alcocer, periodistas críticos que observarán al México convulso del año de 1994 en el periódico "La República".
Es ahí donde enfrentará la traición, y años después se reencontrarán quizá para repetir la historia.


“Él había sido mis cuatro puntos cardinales. Yo, su aprendiz de bruja.”


Esta es una de esas reseñas en las que tengo mucho que decir, tanto que no sé por dónde empezar a escribir.

Creo que comenzaré con una breve introducción a cómo llegué a esta novela.

A Cristina Liceaga la conocí al mismo tiempo que a Verónica Cervilla (autora de Poker Kingdom) de forma virtual en el proyecto de antología, Sombras del tiempo. Sus cuentos me fascinaron, no por la temática realística-política, sino por la poesía impregnada en cada palabra.

“La risa se le esparcía por la mirada.”
Dando vueltas por Twitter, me enteré que Cristina acababa de sacar una novela, y sin siquiera detenerme a ver de qué se trataba, la compré, ansiosa por zambullirme nuevamente en uno de sus textos.

Como opinión general, antes de mandarme a las explicaciones específicas, quisiera decir que la novela tuvo un comienzo fuerte, atrapante y concreto, pero que poco a poco la historia me contagió de una desilusión similar a la que percibía la protagonista.  Mis ganas de leer fueron decayendo lentamente a medida que me acercaba a un final que me llegaba apresurado, con demasiada información junta como para poder disfrutar de los pequeños detalles que me enamoraron en las primeras páginas. No lo malinterpreten, la historia es excelente a pesar de los pequeños errores típicos de la literatura independiente.

Ahora sí, vayamos paso a paso.

LA HISTORIA
Punto de quiebre es una novela política que atraviesa la mentalidad de la juventud mexicana de los noventa y su evolución a través del romance de Mercedes y Matías. Es un libro que me costó leer por partes ya que había nombres y sucesos que me resultaban desconocidos, de la misma forma que a muchos lectores latinoamericanos les pasa con mis novelas y las referencias argentinas. Esto no es algo malo, sino que me parece intensamente enriquecedor, porque a partir de una novela romántica aprendí sobre la sociedad mexicana, sus costumbres, virtudes y vicios.

Desde un comienzo, la novela se divide en dos narraciones temporales distintas; la primera, atraviesa la historia de Matías y Mercedes desde sus comienzos, mientras que la segunda cuenta el presente. Ambas líneas se van acercando vertiginosamente hasta colisionar en un final abierto, pero poderoso.

“La historia es cíclica y el engaño también, como Matías.”

Matías y Mercedes comienzan su aventura siendo muy jóvenes, con sueños políticos con la utopía de un México distinto. Se juran luchar por el cambio que el pueblo necesita desde el periodismo. Pero a medida que sus vidas transcurren, no solo se traicionan el uno al otro sino también sus principios, cayendo en la misma vileza que alguna vez criticaron.

LOS PERSONAJES

Una de las grandes peculiaridades de la novela es la construcción de personajes que, al contrario de lo que estamos acostumbrados, en vez de madurar van rindiéndose a su propia decadencia. Comienzan con fortaleza y decisión, cayendo poco a poco en los vicios de su propio egoísmo; dos hipócritas que se transforman en lo que alguna vez quisieron combatir.

Matías se coloca a sí mismo por encima de su amor; alejando a Mercedes continuamente para rogarle luego que regrese a su lado. Y ella, por su parte, jura una y otra vez empezar de nuevo pero cae en los brazos de Matías a pesar de las constantes traiciones románticas e ideológicas.

“Eres como toda buena mexicana, Mercedes: perdonas y aceptas mil veces a pesar de todo; no importa si quien te miente es tu pareja, tu amigo o tu gobierno.”

Yo creo que Mercedes representa de alguna forma al pueblo mexicano (y por qué no, al argentino también) en su gran mayoría, cayendo una y otra vez antes la misma mentira. Su pareja le promete un cambio, y ella regresa para sufrir otro desengaño. Trabaja para un partido político que promete cambiarlo todo, pero que cuando ganan son iguales a los anteriores. Y así una y otra vez en una historia cíclica de traiciones y perdones. A veces dan ganas de agarrarla por los pelos y darle un buen golpe a esta mujer.

Los personajes secundarios van y vienen, son transitorios como las personas que nos rodean. Amigos que van y vienen, amores pasajeros y compañeros de trabajo que desaparecen cuando ya no se comparte oficina. Realista.
LO QUE MÁS ME GUSTÓ
La novela tiene una poética que es imposible pasar por alto. Con frases cortas y palabras bien escogidas, la autora supo utilizar recursos poéticos en un texto narrativo, dándole así magia a una historia que podría ser tan real como cualquier otra. 

“Sus ojos negros estaban pintados con el desvelo de la noche anterior.”

Además, me encantó haber aprendido tanto sobre México, sobre algunos detalles de su forma de hablar, sus estándares sociales e historia. Admito que por momentos la información política era demasiada al punto que no podía seguir leyendo sin buscar nombres y fechas (eso me volvió loca). Pero con la paciencia suficiente —o más conocimiento sobre el tema—, este es un detalle que no molesta a la lectura, sino que la enriquece.

La simpleza de la historia también me fascinó; es realmente natural, cotidiana, pero redactada de forma tal que la lectura te transporta al tiempo y espacio de la novela. El libro da la sensación de que podríamos encontrarnos con Mercedes y Matías en cualquier momento, a la vuelta de la esquina; o quizás, incluso convertirnos en ellos.

“Nuestras peleas eran así, inútiles y diminutas, capaces de agrietarnos en murmullos apenas perceptibles. Estábamos diluidos. Rehuyéndonos a propósito.”

LO QUE MENOS ME GUSTÓ
Por un lado, a medida que se acercaba el final la historia comenzó a perder el sentido, con escenas breves y confusas en las que muchas veces no sabemos quién habla, dónde se encuentra o el tiempo en el que sucede. Los personajes desaparecen antes que terminemos de comprenderlos, de analizarlos, casi pasando desapercibidos.

El otro tema es la edición. Acá quiero explayarme un poco.

Todos sabemos que las novelas independientes son imperfectas en muchos sentidos, pero hay distintos tipos de problemas que pueden poseer. Una cosa es un pequeño desliz que cualquiera puede tener (porque errar es humano), una palabra mal tipeada o un acento olvidado. No importa demasiado si esto no sucede en exceso, porque es un detalle que no molesta a la lectura.

El problema radica en la falta de conocimientos sobre las reglas de gramática española. Este es posiblemente el aspecto que le bajó más puntaje a la novela.

Por lo que el lector aprecia a simple vista, Punto de quiebre ha pasado por manos de una editorial independiente y varias lecturas/revisiones/correcciones; y aun así, nadie supo cómo armar los diálogos. La forma en la que los guiones están colocados, su puntuación y orden en medio de párrafos, a veces los hace incomprensibles, confusos. Molestan a la lectura. Mismo sucede con varias comas mal colocadas que crean pausas innecesarias que interrumpen el flujo de la historia.

Hay, como todo libro independiente, algunas repeticiones sencillas, palabras que se utilizan en exceso y uno o dos errores de tipeo insignificantes, pero en cuanto a la ortografía, la novela es perfecta.

EN RESUMEN

El libro es excelente. La historia atrapa y cada frase es única y mágica. Cristina Liceaga es una escritora muy particular cuyos textos realmente merecen ver el umbral de las grandes editoriales. Si a esta novela la hubiese publicado una editorial completa (con correctores de estilo profesionales), sería un éxito. Pocas veces se encuentran joyas como esta en el mundo independiente. 

PERO, así como está ahora, deja bastante que desear, se siente incompleta, como si hubiesen corregido las primeras cincuenta páginas y luego hubiesen dicho “está bastante bien, dejémosla así”, sin seguir mejorando la segunda mitad del libro que sucede a las apuradas.

ACLARO que no necesitan ser expertos en historia y política mexicana para leer este libro. Y que tampoco es válido el argumento de “no es mi estilo”, porque tampoco es el mío –soy amante de la fantasía- y, sin embargo, la novela me atrapó desde su primer párrafo. Merece que le den una oportunidad.


PREGUNTAS

¿Lo recomiendo? Sí. Es un libro excelente, único.
¿Me gustó? Más de lo que esperaba.
¿Es un buen libro? Excelente, pero podría ser mejor.
¿Cumple con lo que promete? Te deja con ganas de más.

LA AUTORA: Cristina Liceaga (Ciudad de México 1974). Estudió Ciencias de la Comunicación (Universidad Intercontinental), una maestría en Análisis Político y Medios de Información (ITESM), un master a distancia en periodismo digital (Universidad de Alcalá de Henares, España) y un diplomado en e-marketing político (ITESM).
Trabajó en las secciones nacional e internacional del diario Reforma. Vivió seis años en Italia donde fue freelance para diversos medios italianos y mexicanos como Entrepreneur, Esposa Joven, Expreso Latino (Roma), Radio Tandem (Italia) y WOW (México). Es mediadora intercultural por la escuela profesional de Bolzano, Italia.
Fue finalista del premio italiano de periodismo Claudio Accardi 2009 y ganadora del tercer lugar del Primer Premio de Cuento Corto de la Editorial Endira. Es autora de la “Guía Latina de Bolzano” (2007) publicada por la Asociación Latinoamérica y su Gente, para orientar a los latinoamericanos que llegan a esa ciudad italiana; del libro “Manual de Madres Primerizas” editado por Íconos editores (2011), una guía para las madres de bebés de hasta un año, escrita de una forma divertida; y del cuento Saudade do Mar de la antología Mariposas de Humo, publicado por Editorial Endira.
Encontrá más información en su web www.cristinaliceaga.com


12 comentarios:

  1. La verdad es que después de tu reseña me queda la incógnita de si leerlo o no : /

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es excelente y la narración también. El único problema es que necesitaría que lo revise un profesional.

      Eliminar
  2. Hola! Como al comentario de arriba, me quedé con la duda de si conviene leerlo o esperar una edición mejor, de todas formas estoy conociendo autores muy interesantes en tu blog.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja. El libro es excelente y vale la pena. Si no sos tan exigente y obsesivo de la gramática como yo, seguramente ni siquiera notarás lo de los diálogos.

      Eliminar
  3. Hola, antes que nada me gusto mucho el diseño de tu blog, es la primera vez que entro, en cuanto al libro no creo que sea mi tipo de lectura, pero quiza en un futuro pueda darle una oportunidad
    saludos!
    http://elmarcapaginasbooks.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegra que te guste el diseño. Intenté hacer algo sencillo pero llamativo.
      En cuanto al libro, sé que no es para todos los gustos.
      Saludos =) en un ratito me paso a conocer tu blog.

      Eliminar
  4. Sinceramente me diste mucha curiosidad con esta historia, la verdad. Me alegra que a pesar de todos sus errores hayas podido disfrutarla. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que errores son falta de profesionalidad en la corrección. El libro es excelente.
      Saludos =)

      Eliminar
  5. Holaaa!
    Me llama la atención lo que cuentas de los personajes, puede ser muy original ver algo así pero por otro lado ... ufff me echa un poco para atrás lo que criticas de la edición, eso de que haya fallos con los guiones que dificulten la lectura... no me gusta mucho jajaja
    Un beso =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que a pesar de los errores, vale la pena leerlo.

      Eliminar
  6. Aunque no me llame mucho la trama por el fondo politico, rescato que es interesante que mediante estos 2 personajes y su historia sea mas facil transitar por la lectura.
    Me alegro de que lo disfrutaras.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy amante de los libros políticos, por eso aclaré que igual habría que darle una oportunidad porque es realmente interesante =) y la narración es fantástica.
      Saludos.

      Eliminar