09 enero, 2017

ADOPTA A UNA AUTORA #1: CRISTINA LICEAGA - PRESENTACIÓN Y ENTREVISTA


Hola gente preciosa, ¿cómo están en este principio de año? Yo me congelo con el frío invernal mientras muchos de ustedes andan por la costa o nadando en piletas.
Hoy les traigo la primera entrada del proyecto Adopta una autora, del que les he hablado anteriormente (en esta otra entrada).
Para comenzar a hablarles de mi autora elegida, se me ocurrió hacer una pequeña presentación. Les dejaré por acá la BIO, algunos datos de sus obras y una hermosa entrevista en la que le he preguntado a Cristina sobre su experiencia con la literatura tanto desde el punto de vista lector como escritor.
Empecemos.


SOBRE LA AUTORA
Cristina Liceaga  nació en la Ciudad de México; estudió Ciencias de la Comunicación (UIC), una maestría en Análisis Político y Medios de Información (ITESM), un master a distancia en periodismo digital (Universidad de Alcalá de Henares) y un diplomado en e-marketing político (ITESM). Asimismo, ha tomado diversos talleres literarios con escritores como Guadalup e Nettel, Edson Lechuga, Santiago de Arena y Eduardo Sánchez Rugeles.

Trabajó en las secciones nacional e internacional del diario Reforma. Vivió seis años en Italia donde fue freelance para medios italianos y mexicanos como Entrepreneur, Esposa Joven, Expreso Latino Roma, Radio Tandem Italia y WOW México.

 En 2009, fue finalista del premio italiano de periodismo Claudio Accardi.

Punto de quiebre es su primera novela. Anteriormente publicó la “Guía Latina de Bolzano” (2007) de la Asociación Latinoamérica y su Gente; el libro “Manual de Madres Primerizas” de Íconos editores (2011); el cuento Saudade do Mar de la antología “Mariposas de Humo”, publicado por Editorial Endira (2014)  y ganadora del tercer lugar del primer concurso de cuento corto de dicha editorial, y los cuentos El Caos y El Jardín incluidos en la antología de autores hispanoparlantes “Sombras del Tiempo” (2015) 

Pueden visitar su WEB OFICIAL 
Pueden descargar Sombras del tiempo de forma gratuita en SMASHWORDS
Pueden seguirla en Twitter como @laliceaga
Pueden leer la reseña de Punto de Quiebre en ESTE LINK (el libro estuvo entre mis diez mejores lecturas del 2016)

ENTREVISTA
Agradezco a Cristina por el tiempo que se tomó en contestar todas las preguntas que le he enviado. Creo que no hay mejor forma de conocer a un autor que oyendo/leyendo sus propias palabras.

Nathalia: Hola Cristina, como buena entrevista, antes de meterme de lleno en las particularidades, quería comenzar con un par de generalidades. De paso te aviso que me gusta combinar preguntas para darte pie a una respuesta conjunta que abarque varios aspectos del mismo tema.  Decime, Cristina (y perdoná los argentinismos),  ¿qué te ha impulsado a escribir tus primeros  textos? ¿Qué ha sido lo primero que has publicado dentro de la ficción? 

Cristina: Creo que empecé a escribir desde antes de aprender a leer y a escribir. De muy pequeña mis padres me compraban cómics y yo imaginaba lo que los personajes decían. Después comencé a imaginar pequeños cuentos en mi cabeza, pero casi nunca los escribía, se quedaban en mi cabeza, hasta que a los 12 años entré a un concurso de cuentos de la editorial Plaza & Janes de cuentos para niños escritos por niños y mi cuento fue seleccionado para aparecer en una antología llamada El collar mágico. Por mucho tiempo dejé de escribir hasta que lo retomé en la Preparatoria y Universidad con pequeños cuentos. Cuando empecé a trabajar como periodista dejé la literatura por un rato hasta que lo retomé hace poco, hace unos cuatro años, porque mi vida estaba pasando por cambios extraños y necesitaba plasmarlos por escrito. Fue así que comencé a escribir mi primera novela Punto de quiebre y, al terminarla, escribí un cuento llamado Saudade do mar que ganó el tercer lugar de un concurso de cuento de una editorial mexicana que me publicó en una antología llamada Mariposas de humo.

Nathalia: ¿Cómo escribís? Con esto, me gustaría saber si tenés algún género particular del que no salís, o si hay alguna manía escritora en cuanto a tiempos, lugares, música o hábitos extravagantes que quisieras mencionar. 
Cristina: Escribo cuento y novela. Nunca escribo dos cosas o más al mismo tiempo porque no puedo. Soy una perfeccionista sin remedio por lo que me tardo mucho tiempo en escribir algo. Lo pulo y vuelvo a pulir hasta que quedo satisfecha con un párrafo. 
Escribo de preferencia en la noche, con música suave, sobre todo de la cantante de jazz mexicana Magos Herrera, a quien menciono en mi novela y quien, por cierto, ya la leyó y le gustó. 
Por lo general, escribo en mi cama, acostada, aunque a veces lo hago en un escritorio. Últimamente estoy agarrando la manía de escribir en el blog de notas de Word, con el fondo de pantalla atrás. En ese fondo están las fotografías de MIS escritoras, de mis grandes influencias y maestras: Virginia Woolf, Elena Garro, Anais Nin, Fleur Jaeggy, Clarice Lispector, Herta Müller y la Pizarnik. 

Nathalia: Ahora, supongo que además de escritora, sos lectora, ¿no? ¿Qué textos son tus preferidos? ¿Sentís que te has inspirado en ellos a la hora de escribir tu primera novela? ¿Cómo ha sido esta influencia? 
Cristina: Me gusta la novela política y también la novela que retrate la cotidianidad con lenguaje poético. Para Punto de quiebre mi gran influencia fue La guerra de Galio del escritor mexicano Héctor Aguilar Camín, que es una novela política que mezcla periodismo y una relación de pareja como en Punto de quiebre. En cuanto a la forma, cuando escribí Punto de quiebre estaba leyendo a la escritora mexicana Cristina Rivera Garza y ella me influenció mucho. Y aunque muchos me han dicho que ven cierta similitud con Virginia Woolf o Elena Garro, que son mis escritoras favoritas, en realidad no hay ninguna influencia de ellas en Punto de quiebre; en mi nueva novela, sí, y mucha.

Nathalia: Siguiendo con la lectura. ¿Tenés algún libro que hace mucho tiempo pensás leer pero nunca encontrás la oportunidad? Creo que todo lector tiene sus pendientes. ¿Cuál es el tuyo y por qué? 
Cristina: No he podido acabar con Ulises de Joyce. Creo que es uno de los libros más difíciles de leer y que cuando lo terminas, eres capaz de entender cualquier otro libro por más experimental que sea. Voy en el capítulo 11 y lo he estado leyendo poco a poco desde hace año y medio, pero no puedo acabarlo. Algún día lo haré.
Además de ése, tengo una gran lista de pendientes que va desde grandes clásicos como la segunda parte de El quijote a autores contemporáneos muy conocidos como Joyce Carol Oates. Lo peor es que la lista crece día con día y en estos momentos tengo como 100 libros pendientes, algunos ya los compré, otros todavía no.

Nathalia: Vayamos a otro tema. México. Las obras que he leído tuyas transcurren en escenarios que te son familiares y de los cuales he aprendido mucho (de la misma forma que mis novelas transcurren en Argentina). ¿Existe algún motivo en particular por el que hayás decido escribir sobre tu patria? ¿Siempre ha sido así? Además, sé que con tu novela has hecho un tour guiado por puntos emblemáticos de la ciudad que se transitan en “Punto de quiebre”, ¿de dónde nació esta iniciativa? 
Cristina: Escribo sobre México porque es lo que más conozco, pero también escribo sobre Italia porque viví allá mucho tiempo. Creo que un escritor escribe mejor sobre lo que conoce bien. En Punto de quiebre tenía que hablar de México por la temática, pues el libro recorre la vida política del país de los últimos 20 años a través de una relación de pareja. Escogí esa temática porque me sorprendió y dolió mucho que el PRI regresara al gobierno después de que en el 2000 había perdido la presidencia después de 70 años de gobernarnos.
Lo del tour es idea de un amigo escritor, Gonzalo Suárez, que tiene un libro sobre la conquista y recorre los puntos emblemáticos en donde tiene lugar su novela. Él pensó que la idea se podía replicar con Punto de quiebre.

Nathalia: Centrándonos ahora en “Punto de quiebre”, quiero que me contés la anécdota más llamativa que se te ocurra en relación a la escritura de la historia. ¿Te ha pasado algo inesperado mientras escribías? ¿Algún momento de inspiración incomodo en el que no tenías la posibilidad de poner tu idea en papel? 
Cristina: Cuando escribo y me meto mucho con la historia, siempre estoy creando. No sé si te pase, pero de repente vas manejando o estás en la calle o a punto de quedarte dormida cuando te vienen frases a la mente; son las famosas voces que escuchamos los escritores. Con Punto de quiebre me pasaba a cada rato y tenía que sacar mi teléfono para escribirlas o grabarlas. 
También debo confesar que el primer borrador lo escribí sin ningún tipo de esquema, iba inventado la historia mientras escribía. Entonces un día se me ocurrió que los protagonistas se casaran y así lo escribí. Fue un giro narrativo que sólo me dio dolores de cabeza y que después del informe de lectura que mandé a hacer de la novela decidí dejar fuera porque no venía al caso. Gracias a esto, aprendí que siempre es mejor planificar la historia.

Nathalia: Sé que muchos de los lectores todavía no han podido disfrutar de Punto de quiebre, así que esta es una pregunta para satisfacer mi curiosidad personal, ¿Cuánto de vos hay en Mercedes, la protagonista de la historia?
Cristina: Tiene cosas mías, pero no muchas. Digamos que compartimos rasgos autobiográficos como haber estudiado Comunicación, haber trabajado en un periódico, haber vivido en Italia, pero lo que le pasa a Mercedes es muy diferente a lo que a mí me pasó y, sobre todo, Mercedes actúa y reacciona como yo jamás lo hubiera hecho. Yo creo que por eso hubo un momento en el proceso de escritura que odié a Mercedes, pues era una tonta.

Nathalia: En líneas generales, ¿qué es lo mejor y lo peor que te han dicho con respecto a tus textos? —si se puede saber—. 
Cristina: Me han dicho cosas muy buenas sobre la historia y mi estilo. Por ejemplo, que es una novela política con tintes poéticos, o que es una novela representativa de la generación x mexicana, que fue aquella en permitir la transición democrática, pero también en regresar al PRI al poder.También, como te había dicho, me han mencionado que se nota la influencia de Woolf y Garro en el lenguaje poético. Alguien me dijo que la ha leído ya cuatro veces; otra persona, que la hizo llorar. Otra persona, que es un intelectual muy importante en México y uno de los más grandes lectores que conozco, me felicitó por la novela y por mi forma de escribir, y eso me llenó de alegría.
¿Lo peor? El primer borrador me lo destrozaron. Me dijeron que era una porquería. Ante esto, yo lloré y quise retirarme de la literatura, pero luego otra persona me ayudó a rehacerla y me enseñó que, por lo general, el primer borrador es una mierda y que debes irlo puliendo para que quede una versión definitiva bastante buena. 
En mi caso, yo tuve que reescribir casi toda la novela y creo que fue lo mejor, pues ahora que he aprendido bastante de literatura y técnicas literarias, leo el primer borrador y me parece que sí era bastante malo.

Nathalia: Pensando a futuro, ¿estás trabajando en algún libro nuevo? ¿Se puede saber de qué se tratará? 
Cristina: Sí, estoy con una novela que me está costando mucho, pero mucho trabajo. Se llama Infestados y trata sobre depresión, suicidio y una relación medio incestuosa. En ella estoy aplicando todo lo aprendido en técnicas literarias y me estoy exigiendo mucho, por lo que a veces me bloqueo, pues quiero que el resultado sea infinitamente mejor que Punto de quiebre, novela que me gusta, pero que al releerla encuentro partes que no me acaban de gustar del todo y que, si pudiera, cambiaría. No quiero que me pase eso con la nueva novela.

Nathalia: Por último y más allá de la literatura. Si tuvieras que elegir UN SOLO punto de México para que tus lectores visiten, ¿cuál sería? ¿por qué?
Cristina: Muy difícil elegir. Mi país tiene lugares bellísimos, pero mis favoritos son dos: Tulum, donde hay una zona arqueológica junto al mar Caribe, y Guanajuato, una ciudad colonial llena de colores y callejones. Es el lugar de nacimiento de Diego Rivera y me parece que el entorno tan mágico influyó en la magia de su pintura. De hecho, hace poco estuve en Guanajuato y la ciudad me inspiró para escribir una escena de la nueva novela que me gustó bastante.

Nathalia: Gracias por tu tiempo. En la próxima entrada colocaremos uno de tus cuentos para que los lectores te conozcan a través de la narración.

5 comentarios:

  1. Excelente entrada y entrevista y créeme que debo de darte las gracias y te preguntarasxel ¿Por que? bueno soy mexicana y desconocía de este pedazo de talento que tenía en mi país, pero graciascacti la he conocido y de ahiracen adelante no le perder e la pista.¡Gracias!¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Wow, flor de entrevista. Excelente.
    Si he de ser honesta, no conocía a la autora, puesto que no es el tipo de libro que suelo leer. Sin embargo, la mujer se me hizo muy agradable y logró contagiarme el entusiasmo por su escritura. Voy a ver si leo algo suyo en un futuro.
    Muchas gracias por la entrada!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Linda entrevista. Me interesa leer "Punto de Quiebre". Voy a ver si lo consigo en digital o en físico. Creo que compagino bastante con la autora(politicamente hablando). No la conocía pero la probaré en cuanto pueda(espero que sea rápido)
    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola! no conocía a esta autora mexicana, me interesa mucho realmente. Tengo a Ulises pendiente en mi vida junto con Dickens jajaj es como que me falta el impulso para sentarme a leerlos. Pero bueno el dia que me ponga al tanto con mis lecturas pendientes es porque el apocalipsis está cerca jajaj Besos! y Excelente entrevista!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Había leído algo acerca de la iniciativa. Parece muy interesante, aunque casi todas las autoras que me podían atraer un poquito están tomadas. Tendría que pensar un poco más acerca de si se me ocurre alguna otra.
    A esta autora en particular no la conozco, no he leído nada de ella, así que ahora voy a chusmear si encuentro la entrada siguiente donde hay un cuento de ella, para desasnarme un poco.
    Besos!

    ResponderEliminar