29 marzo, 2017

Reseña: Todas las hadas del reino - Laura Gallego

Título: Todas las hadas del reino
Autora: Laura Gallego
Sinopsis: Camelia es un hada madrina que lleva trescientos años ayudando con gran eficacia a jóvenes doncellas y aspirantes a héroe para que alcancen sus propios finales felices. Su magia y su ingenio nunca le han fallado, pero todo empieza a complicarse cuando le encomiendan a Simón, un mozo de cuadra que necesita su ayuda desesperadamente. Camelia ha solucionado casos más difíciles; pero, por algún motivo, con Simón las cosas comienzan a torcerse de forma inexplicable.


“Todo el mundo debe seguir su propio camino. Y todos llegamos al lugar que debemos llegar. Sobre todo si contamos con el guía adecuado.” 


Si tuviera que resumir la reseña en pocas palabras, diría: 
Este libro es un mamarracho.

Ahora, vayamos al porqué.

Mucha gente me ha recomendado a Laura Gallego, pero nunca les hice caso. No sé por qué, pero ninguna de sus obras me llamaba la atención. Hace unos meses, sin embargo, conseguí este libro usado casi por arte de magia (es muy raro encontrar libros en español que no sean los clásicos o los súper famosos).

Empecé a leer.
LA HISTORIA

No les puedo contar mucho sin hacerles spoiler, así que será una explicación breve. 

Esta novela sigue las aventuras y desventuras de un hada madrina llamada Camelia que en un principio parece ser la criatura más eficiente del universo, pero que poco a poco sucumbe al estrés y comienza a perder los estribos y cometer pequeños errores.

Camelia tiene fama entre las hadas madrinas de ser casi que una obradora de milagros con casos que otras hadas han dado por perdidos. Pero claro, las otras hadas son tan desastrosas que dan vergüenza. En comparación con ellas, cualquiera es un genio.

Camelia tiene varios ahijados. Entre más son, menos magia puede utilizar con cada uno. Pero como casi todos sus niños son príncipes y princesas que no requieren nada complicado, se maneja bien. 

“Por cada lobo parlante que es un príncipe encantado hay por lo menos cien que son lobos de verdad. Y ni todo el amor del mundo es capaz de cambiar esa circunstancia.” 

El problema comienza cuando una de sus amigas dice que “se da por vencida” con el joven Simón, un adolescente común que se enamora de la princesa de uno de los reinos más importantes. Camelia, quizás por lástima, decide “adoptarlo” como su ahijado, pero el caso de este chico es de los más complicados que la pobre hada madrina ha debido enfrentar en siglos.

Pasar mucho tiempo ayudando a Simón le hace descuidar sus obligaciones con otros ahijados, olvidar fechas, confundir deseos y, claro está, estresarse por la falta de sueño.

Hacia la mitad del libro, Camelia ya no puede más. Explota. Y de ahí en adelante, todo lo que sucederá será "impredecible" y se va a contradecir con lo que leímos hasta el momento.

LA NARRATIVA
Algunos dirán que este texto es una obra maestra que combina muchos elementos de géneros y estilos particulares como nunca han sido combinados. Para mí, eso se traduce a “mamarracho”.


El estilo narrativo de Laura Gallego me resultó espantoso, en cuanto a gustos personales.

Por momentos, nos habla como si fuéramos niños de diez años, así que pensé “tengo que leer la novela con la mentalidad de que ha sido escrito para los más chicos”. Pero luego, hay escenas con vocabulario mucho más complejo y temáticas adultas que están totalmente descolgados y que me hicieron pensar “esto no es para niños ni por casualidad”.

La corrección tampoco ha sido perfecta. La novela está llena de repeticiones del estilo “Todos los humanos saben que todas las hadas…” o “Muchas personas llegaron a la fiesta en la que había mucha comida”. Estupideces así. Evitables al 100%.

RETTELLING
Tengo opinión contradictoria sobre este nuevo género. Algunas obras me han parecido fantásticas al tomar viejas historias desde una nueva perspectiva; pero otras obras me parecieron forzadas y ridículas, como esta.

Al comienzo, es interesante reconocer que hay referencias a cuentos varios de nuestra infancia; Gallego nos habla de la manzana envenenada de Blanca Nieves, de poner el guisante bajo los colchones y esas pequeñas cosas que nos sacan una sonrisa.

Sin embargo, a medida que avanza la historia, la autora se obsesionó con este asunto y nos paseó por unas 30 historias clásicas todas seguidas, mezcladas, de distintos orígenes y casi textuales al original. Perdió la novedad, la gracia. 


Llegó un punto en el que cada vez que Camelia abría la boca me preguntaba “¿y ahora con qué cuento me va a venir?”

Creo que Gallego abusó de esto hasta que se tornó aburrido. Y no me vengan a decir que "investigó los cuentos clásicos" porque los pocos datos obvios que puso, los conoce hasta un nene de diez años que ha mirado películas de Disney.

OPINIÓN
La verdad es que espera mucho más del libro. Varios lectores me lo habían descrito como si fuese el mejor retelling del mundo, pero la verdad es que se me hizo interminable.

Siento que la autora se embarcó en un proyecto muy ambicioso y terminó por unir todas sus partes casi por los pelos. 

Los personajes son TANTOS que la autora los dejó abandonados a más de la mitad. Los presentó para una escena, los mencionó luego para decir que algo salió mal y nunca nos enteramos de nada más. Nos dice cosas como (esto es un ejemplo inventado, no un spoiler) “Tal ahijado que dejaste abandonado ahora está preso y condenado a muerte por tu descuido, Camelia” y nunca más nos dicen qué pasó con eso. Se olvidan. Pasan los años y ni se menciona qué ocurrió.

Y así con MUCHOS temas y personajes. 

En este mismo asunto, creo que el libro intenta abarcar DEMASIADAS historias conocidas hasta que pierde su propia identidad y aburre al lector que YA CONOCE esas historias. 

Por momento el libro parece una historia de hadas para niños, otras veces parece interpretación para adultos; algunas escenas hasta pintan a sátira mal lograda y repetitiva y llega un punto en el que nada tiene sentido.

Los capítulos son cortos. En general, esto es algo bueno, pero no ha funcionado con esta novela. Los capítulos nos cambian de una escena a otra, de un reino a otro, de un personaje a otro (cada vez hay más) y llega un punto que la historia parece no avanzar porque tantos puntos de vista nos hacen perder el hilo de la trama central.


Los personajes están bien definidos con características muy particulares (y algunas, ridículas) cosa que es imposible confundirlos. Sin embargo, son TANTOS los personajes que el lector no llega a empatizar con ninguno.

El supuesto “plot-twist” hace la obra más interesante, pero al mismo tiempo nos hace pensar “¿y esto también?” cuando ya estamos hartos de tanta vuelta innecesaria y de una historia tan estirada. Además, es un twist tan predecible que resulta aburrido, denso. Cuando ocurre, el lector sabe de inmediato que le esperan unas 200 páginas más de un nuevo problema. Yo creo que suspiré como diciendo “¿en serio? Y yo que pensé que ya estaba terminando.”

No me gustó para nada.

Creo que es un libro al que le sobran páginas, escenas y personajes en demasía. La trama central se va por las ramas, se bifurca en un montón de pequeñas historias que quedan colgadas a mitad de la nada y el final termina por contradecirse a sí mismo al afirmarnos algo como “una verdad total” que en realidad, solo se aplica a dos o tres personajes incluyendo la protagonista.


Quizás tenía una expectativa muy alta para la novela. No sé si será la peor obra de Gallego o qué. No he leído nada más de ella.

Si tengo que decir algo a favor, es que gracias al vocabulario para niños, el libro se lee bastante rápido. En especial las primeras 100 páginas que son las más entretenidas. Desde el instante en que Simón comienza a hablar con Asteria (no daré más datos para no adelantarles nada), la historia se vuelve más aburrida que chupar un clavo. Es un enredo innecesario de elementos que podrían no haber estado y que termina sin llegar a nada. La autora quiso tejer una red muy compleja para la trama, pero se le deshilacharon la mitad de las terminaciones.

Cuando iba por la mitad del texto, pensé en darle 4 estrellas. Cuando lo terminé de leer, le puse 3. Y a medida que escribía la reseña noté que apenas si llega a 2. Quizás 2,5 por el esfuerzo en escribir 400 páginas de nada.

Así que les dejo la advertencia: Las primera páginas son interesantes. El comienzo es prometedor. Pero no se dejen engañar.


NOTA AL MARGEN: No sé si esto será intencional (como sátira) o no, pero Camelia es la típica chica que aparenta quince años, lleva el pelo atado, le gusta estar sola, se la pasa leyendo y se cree la más inteligente del mundo. Es como esas nerds bobas de novelas juveniles, pero con magia.


PREGUNTAS
¿Lo recomiendo? No, para nada. Supongo que es un buen libro para leer en la playa.
¿Me gustó? Solo el comienzo.
¿Es un buen libro? La idea era buena, pero se fue al carajo.
¿Cumple con lo que promete? ¡Ja! Nop.

5 comentarios:

  1. Hola Nati!
    Este era uno de los libros que más quería leer hace cosa de dos años, pero hay algo (no sé exactamente) que me tira para atrás... seguro lo lea pero más adelante.
    Un beso y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. Nati, que lastima que no lo hayas disfrutado :(
    De la autora solo leí "Dos velas para el diablo", fue hace mucho pero tengo un buen recuerdo.. Además he visto buenos comentarios sobre Laura y me sorprende tu reseña. Supongo que será cuestión de ver más de su trabajo.
    Que tengas buenas lecturas, Saludoos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    La verdad es que al igual que vos siempre me recomendaron a la autora pero por alguna razon nunca la leí. Me encantan tus reseñas porque siempre nos das una mirada diferente de la que suelen dar los demás y te siento super sincera.
    Un beso y gracias por la reseña!!

    ResponderEliminar
  4. Me quedé sin señal justo cuando cargue el comentario, lo malo de firmar desde el celular :(
    De entrada la sinopsis no me llamo y todo lo que hablas de los enredos que hizo la autora en la trama me interesan menos. Así que claramente este libro lo dejo pasar.
    Nos leemos pronto!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Nati!
    Tengo muchas ganas de leer a Laura Gallego hace tiempo, más por recomendaciones que por mi misma. Sinceramente esperaba empezar con este libro pero después de leer tu reseña me quedé con un sabor amargo sobre la novela... Voy a buscar alguna otra obra suya, este está definitivamente descartado.
    Gracias por la reseña tan sincera.
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar