08 octubre, 2017

Reseña: El caballero de la armadura oxidada - Robert Fisher

Título: El caballero de la armadura oxidada
Autor: Robert Fisher
Sinopsis: El caballero de la armadura oxidada trata de una fantasía adulta que simboliza nuestra ascensión por la montaña de la vida. Nos sentimos reflejados en el viaje del caballero, que está plagado de esperanzas y desesperanzas, de ilusiones y desilusiones, de risas y lágrimas. Las profundas enseñanzas contenidas en la historia son impartidas con un toque de humor muy sutil. El caballero de la armadura oxidada es mucho más que un libro: es una experiencia que expande nuestra mente, que nos llega al corazón y alimenta nuestra alma. El libro nos enseña, de una forma muy amena, que debemos liberarnos de las barreras que nos impiden conocernos y amarnos a nosotros mismos para poder ser capaces de dar y recibir amor.

“Cuando aprendas a aceptar en lugar de esperar, tendrás menos decepciones”.


Lo primero es lo primero: llegué a este libro gracias a mi mamá. Cuando yo estaba en la escuela primaria, ella lo tenía en la mesita de luz junto a su cama. Ahí reposó el libro por meses y meses y meses. Yo pensaba que nunca lo había leído, pero ahora me parece que lo releía con cierta frecuencia.
Nunca supe de qué se trataba ni nada, pero lo veía ahí.

La cuestión es que la semana pasada lo encontré usado y no pude evitar pensar en mi mamá. Me invadió la nostalgia de varios años sin verla así que decidí comprar el libro y leerlo.

IMPORTANTE: ESTA RESEÑA ES UN TANTO SUBJETIVA Y PUEDE TENER SPOILERS.

LA HISTORIA
En un sitio sin nombre y sin época, existe un caballero (también sin nombre) que es famoso por ser bueno, amoroso y no recuerdo qué más. Se la pasa yendo de una aventura a la siguiente y es reconocido en todos lados. Ha librado cientos de batallas, ha matado a un montón de dragones y ha rescatado a decenas de damiselas en apuro.

Las personas lo reconocen por su brillante armadura que refleja los rayos del sol y siempre reluce. 
Y aunque todo parece perfecto en su vida, la obsesión con el trabajo y con la buena reputación, han hecho que el caballero dejase de lado a su mujer y a su hijo. Necesita vivir aventuras para ganar dinero y mantenerlos. Y claro, necesita también alimentar su ego.

Tantas son sus aventuras, que un día decide no quitarse la armadura para no tener que perder el tiempo antes de salir de su hogar.

Pasan los años y la armadura sigue allí. La mujer se enfada porque ya ni recuerda el rostro de su amado, porque no puede dormir con el ruido metálico que hace cada vez que se mueve en la cama. Entonces, le pide que se la quite o ella se irá para siempre.

Preocupado, el caballero asegura que ama a su mujer más que a su armadura, e intenta quitársela, pero no puede. Parece que con los años, las uniones se han oxidado.

Está desesperado.

Es en este punto que empieza su mayor aventura en la que busca al mago Merlín (sí, al mismo Merlín de los textos del rey Arturo) para que le ayude a quitarse la armadura. 

Y cuando lo encuentra, comienza a comprender que el problema está en su interior. Para librarse de la armadura, el caballero debe aprender sobre el mundo y sobre sí mismo.


OPINIÓN
Sí, me voy a saltear todos los apartados porque este es un libro de 80 páginas nada más, con pocos personajes y nada interesante que contar.

Creo que yo debo ser muy cabeza dura, porque me pareció un libro pésimo. Mi madre (y otras personas que conozco) me lo han descripto como “un mensaje metafísico de descubrimiento propio” y “Un libro de autoayuda para entendernos a nosotros mismos”. Me han dicho que es “Uno de los mejores libros con temas psicológicos de los últimos tiempos” y no sé cuántas pavadas más.

Para mí, el libro es muy malo. 

La narración es pésima en su calidad (en inglés), está llena de muletillas y de abusos de recursos donde no deberían estar. Hay prosa púrpura, etc.

El libro apunta a los adultos, pero parece escrito por y para niños de primer grado. El vocabulario es más que simple, parece que tratara a los lectores de idiotas. 

Hay veces en las que lo simple es bueno, que aporta. Pero este no es el caso. Sentí que estaba leyendo uno de esos cuentos para nenes de dos o tres años que  vienen impresos en libros de cartón con dibujitos y letras tamaño baño.

Los diálogos dan lástima. Quieren imitar a las fábulas clásicas y no les sale bien. Son como (ejemplo inventado) “—Ah, sí, yo te entiendo, —dijo la ardillita—. Comer siempre lo mismo es un poquito aburrido.”

La construcción del mundo es nula (e ilógica). La construcción de personajes no tiene sentido y son además todos muy simples y planos; quizás Merlín tiene un poco más de trasfondo, pero nada más.
Las explicaciones son casi inexistentes y muchos giros no tienen ni sentido ni explicación.

Como historia, es un desastre desde la trama hasta la narración. Y mi edición es un asco porque no se diferencia ni con comillas ni con cursiva el cambio del narrador en tercera persona a los pensamientos del protagonista. Es como (ejemplo inventado) “El caballero tiene hambre, ¡oh! Quisiera comer una manzana, pensó. Miró al árbol con atención y entonces notó que había una fruta; qué rica se ve, se dijo el caballero a sí mismo.”

Sí, entiendo el mensaje que quiere dar, pero no es un mensaje novedoso tampoco. Es algo que hemos escuchado y leído cientos de veces en historias mejor escritas. Al poner TODO el foco en el mensaje, se relegó la trama y la narración. 

Un libro es más que un mensaje. Un libro está compuesto por muchos factores y debemos equilibrarlos. Si mi historia es genial pero está llena de errores, he fallado. Si mi historia no tiene errores pero es incoherente y plana, también he fallado. Y si lo único que hice fue pensar en una moraleja, pero dejé de lado todos los aspectos que hacen a la literatura, también he fallado.

Pongamos por ejemplo a El Principito. Ese es un libro que pone el foco en sus mensajes. Es también un libro con narrativa llevadera a pesar del vocabulario simple. Y es un libro que cuenta una buena historia (interesante y novedosa). Se focaliza en todos los aspectos básicos.

¿Pero este libro que estoy reseñando? No, esto es un desastre escrito por un comediante de USA que intentó hacer algo nuevo y le salió mal.

Las lecciones que nos quiere dar el libro son directas, obvias. Todo el libro está centrado en el mensaje y nada más que en eso. Y sí, el mensaje es lindo y muy motivador, pero como libro, esta cosa ha fallado.

Vamos, primero cuenta una historia básica y superficial para presentar el problema “el caballero sin nombre que ha olvidado quién es y quedó atrapado en su propia barrera”. Luego, nos dicen que Merlín (que quién sabe qué carajo hace acá) puede ayudar. Y Merlín claro, tiene la respuesta, PERO no es mágica. El caballero debe superar ciertas pruebas para derribas esas barreras. Las pruebas son medio bobas, están mal narradas y por momentos son incoherentes o saltan de una cosa a la otra sin explicar cómo o cuándo sucede. Fin. Ni siquiera nos dicen si al final TODO el trabajo duro del pobre caballero ha dado frutos y si ha recuperado a su familia. Asumimos que sí, pero ¿y si la mujer se aburrió de esperar y se fue con otro? ¿Y si se suicidó por la soledad? ¿Y si planea vengarse? De nuevo, la historia queda relegada detrás del mensaje y la moraleja. Y una vez que el caballero supera su prueba y es liberado, termina la historia así como así. La trama ya no importa. Si el problema original se solucionó, tampoco importa.

En serio, yo debo ser muy cabeza dura porque NO ENTIENDO la gracia del libro ni por qué es tan reconocido. No está bien escrito y no aporta nada nuevo. He leído fábulas para niños con el mismo mensaje y mucho mejor trabajadas en sus tramas y narrativa.

En fin, le doy una estrella por intentarlo y media por el beneficio de la duda de que quizás yo sea medio idiota y no haya entendido nada.

Tal vez el libro nunca intentó contar una historia. Quizás no quiere ser una historia. Tal vez el libro es solo la moraleja y la historia está ahí para rellenar espacio porque si no, no lo podían mandar a imprimir.



5 comentarios:

  1. Hola!
    Lamento que te haya parecido tan malo el libro. Me acuerdo que lo leí cuando era más chica no me encantó pero tampoco me disgustó. Quizás tiene mucho que ver el momento en que se lee.
    Espero que disfrutes tu próxima lectura.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tuve muy parecida el modo en que llegaste al libro, de mi parte fue por mi padre porque se lo prestaron. Lo leí como a los 12-13 años. Y en ese tiempo me pareció solo entretenido pero sé que es malo como dices, no es mas algo con letras marketizado jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Ay, se nota desde acá que no te gustó! Que feo es cuando pasa eso... Se me acaba de borrar el comentario que había quedado muy lindo!
    Mi amiga, que no es una lectora asidua, lo tuvo que leer para primer año del secundario(12-13 años). Le disgustó totalmente pero no tomé muy en serio su opinión por esto que te digo y porque sistematicamente "odia" los libros... Ahora que vos también lo planteas me siembra un poco la duda. A mí no me tocó leerlo y en casa no está, asi que lo obvie y nunca le di mucha importancia. Creo que después de tu reseña no me lo compraría ni a palo, pero tal vez lo sacaría de biblioteca en todo caso.
    A mi me parece que todos los textos en español son más copados y ricos que los ingleses, ya sean de lengua madre o de traducciones buenas. Debe de ser por la gran variedad de tiempos y estructuras lingüisticas.
    Capaz que para ver lo que tu mamá y tantos otros no se debe leer la historia, la construcción de personajes o la trama en sí sino de lo que se deja por detrás de las palabras, del puntum del que hablaba Barthes.



    Nos leemos!
    Naty

    ResponderEliminar
  4. Hola! Nunca había escuchado de este libro pero, por lo que se ve, no vale tanto la pena. Es lindo encontrar libros que, además de contar una historia de forma correcta, dejan un mensaje. También es bellísimo cuando podemos releer el libro a lo largo de nuestra vida y sacar distintas conclusiones a lo largo de las distintas etapas de la vida de uno.
    En fin, es una lástima que no haya sido tu caso y, por tu opinión, no creo que pueda leerlo.

    Gracias por la reseña de todas formas!

    ResponderEliminar
  5. Hola! Hace tiempo me regalaron este libro y su secuela, pero todavía no pude leerlos, igual tampoco me llaman mucho, y menos habiendo leído tu reseña jaja. No me suelen gustar los libros de auto-ayuda, y dudo que me guste este. Muy buena reseña, saludos!

    ResponderEliminar