08 febrero, 2018

Organizando la biblioteca

Desde noviembre del 2017 que venía con ganas de volver a organizar mi biblioteca, pero el solo pensar que eso significaba mover más de 1300 libros me daba pereza. Primero me dije “espero a Navidad porque seguro recibo libros”. Después me dije “Apenas cambie el año”. Y así pasaron las semanas sin que yo moviera ni un dedo para oganizarme XD.

Sin embargo, la semana pasada tenía la vista muy cansada como para seguir trabajando en la PC, así que decidí hacer algo útil y dedicar el resto del día en el proyecto de organización. Sabía que me iba a dar un terrible dolor de brazos y espalda, pero en algún momento lo tenía que hacer.

No es que me aburriera visualmente el orden, sino que se me acababa el espacio. Tenía mis libros acomodados de la misma manera desde que me mudé, y algunos estantes temáticos ya parecían explotar porque se habían sumado muchos más libros de algunos géneros que de otros. Además, sabía que tenía un par de títulos repetidos que quería donar a la biblioteca, pero necesitaba identificarlos.

Así se veía mi biblioteca hasta ayer al mediodía:



Lo primero que hice fue quitar TODOS los libros de los estantes y separarlos en montañas temáticas. Separé géneros, autores y otros elementos. Por ejemplo, para fantasía dividí mis pilas en: fantasía clásica y épica (Tolkien, Rothfuss, etc.), fantasía decente (Laini Taylor, Trudi Canavan, etc.), retellings, libros que todavía no leí y, por último, pseudo-fantasía juvenil (o sea, historias románticas para adolescentes que han sido disfrazadas de fantasía para vender más).

Repetí esto con todos los géneros y subgéneros que mantengo. Son pocos, porque tengo que combinar cosas, pero por nombrar algunos, tengo: Vampiros, terror-paranormal, romance paranormal, misterio-suspenso-detectives, clásicos, literatura de autores hispanos e independientes (en español y en inglés), sci-fi y distopías, novela histórica, juveniles-romances y otros (porque tengo muy pocos), infantiles, mangas-comics-videojuegos, informativos (cocina, historia, manuales, fotografía, biografías y demás) y, por último  “otros libros que no sé de qué tratan todavía porque no he tenido tiempo de leerlos”.

Acá les muestro un par de fotos del proceso de quitar todo (no le tomé ninguna a la biblioteca vacía porque apenas si me quedaba espacio para estar de pie entre los libros):


Demás está decir que mis gatos no entendían qué mierda ocurría xD.


Con todo fuera, me tomó casi dos horas decidir dónde pondría qué cosa para hacer más espacio. Incluso ajusté la altura de un par de estantes para que se amoldaran mejor a mi idea (lo bueno de tener libreros baratos del supermercado).

Junté los géneros que menos me importaban y de los que menos tenía y los puse en los cubos (juvenil, romance y algunas cosas sueltas para rellenar). Aproveché que son los únicos libros coloridos que tengo para ponerlos tipo arcoíris; la mayor parte de mi biblioteca tiene los lomos negros xD o marrones. 


Le di mucho más espacio a géneros que compro más a menudo (fantasía y autores hispanos/independientes) y le quité espacio a otros géneros que crecen a paso lento (mangas y terror principalmente).

Terminé de ordenar todo casi a medianoche xD, y así quedó (las fotos las tomé en la mañana con mejor luz):


A mis mascotas parece agradarles:






Ah, ¿ven esa pila de libros en el suelo? Son los repetidos que donaré. Hay libros de los que tengo muchas copias a propósito porque me encantan (los de Oscar Wilde, Poe, Shakespeare, Alice in Wonderland, Peter Pan, etc.) y otros tantos de los que tengo dos copias porque primero los compré en una edición usada medio fea (tapa blanda, con la sobrecubierta rota, etc) y luego conseguí una edición mejor.

Son más de los que pensaba, así que ahora me queda espacio en casi todos los géneros para que puedan seguir creciendo. 

Y obvio, admiren el sillón que lleva dos años arruinado por los gatos:


Por último, acomodé en mi escritorio algunos títulos que me encantaría poder leer este año:


Sí, sé que visualmente la biblioteca parecía mucho más linda antes, pero a mí no me sirve que sea bonita si no entran cosas nuevas, así que opté por la practicidad.

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me gusta mucho como quedó todo, en horizontal se pueden apilar más libros, así que buenísimo. Yo tengo que reorganizarla también, me estoy quedando sin espacio y la pila de libros que llegan ya está quedando fea jajaja

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Nati!
    vi todo el laburito que te mandaste por las redes, yo tendría que estar haciendo lo mismo en breve y aunque ni de lejos tengo la mitad de libros que tenés ya me da fiaca (?
    ¡besos y gracias por compartir la experiencia con nosotros!

    ResponderEliminar
  3. OMG cuantos libros, quiero una biblioteca así.
    Debería seguir tu ejemplo, comprarme una estantería nueva porque ya no tengo lugar y organizar los míos, ya se me están yendo de las manos ;;
    Me gustó cómo quedó <3 Me parece genial que optaras por algo más práctico que la estética~

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. No sé qué decís con lo de más bonita! A mi me gustan mucho las dos versiones, aunque prefiero la última!!!
    Tendría que seguir tu ejemplo y ordenarla, yo también lo estoy pateando. Me da mucha pereza que todos los estantes midan distinto porque los hice a "medida" de los libros que iba teniendo, entonces llega un momento en que pienso cómo los voy a acomodar si hay algunos autores que son más largos que otros con la misma inicial? Por género no creo que pueda, me pudriría jaja
    Nos leemos!
    Deseame suerte si me decido a limpiar y ordenar eso!
    Amé la comodidad de tus gatos y amé totalmente la entrada!
    Nati

    ResponderEliminar