26 marzo, 2018

RESEÑA: Yo, él y Raquel (Jesse Andrews)

Título: Me and Earl and the Dying Girl (Yo, él y Raquel)
Autor: Jesse Andrews
Sinopsis: Según Greg Gaines, el secreto para salir airoso de la vida escolar es no ser amigo de nadie pero llevarse bien con todos. Su lema es «sin amigos no hay enemigos». Solo tiene a Earl, con quien se dedica a grabar versiones terribles de sus películas favoritas.
Hasta que vuelve a ver a Rachel.
Rachel tiene leucemia, y a la madre de Greg se le ocurre la brillante idea de obligar a su hijo a que sea su amigo. Greg tiene claro que esto no va a ser una de esas típicas historias de amor entre una chica en estado terminal y un chico que de repente se enamora de ella. Pero, de todos modos, hay algo especial entre Greg, Rachel y Earl.


“If after reading this book you come to my home and brutally murder me, I do not blame you.” Si después de leer este libro vienes a mi casa y me asesinas con brutalidad, no te culpo.

ACLARACIONES DE TRADUCCIÓN
El libro lo leí en inglés, por lo que leerán “Rachel” en vez de “Raquel” en la reseña. Por este mismo motivo, las citas las he traducido yo y son aproximadas. No sé cómo las habrán puesto en la edición oficial en español.


GENERALIDADES
A ver, ¿por dónde empezar? A mediados de febrero pedí 7 libros por internet, todos de escritores hispanos, algunos independientes y otros no. Uno me lo mandaban para reseñar en el blog, otros los elegí yo y demás, eso mucho no importa. 

La cuestión es que son libros que desde enero tenía ganas de leer. Entre febrero y marzo me tocó esperar que llegaran (al día de escribir la reseña sigo esperando por varios). La ansiedad me puso en un bloqueo lector, ningún otro libro me resultaba interesante, en especial porque casi todo lo que tengo en casa está en inglés, y tampoco quería meterme con una lectura pesada por si estos títulos me llegaban pronto.

Empecé como 5 novelas buenas y las abandoné todas porque no podía concentrarme. Entonces, una mañana, uno de mis gatos tiró este libro de la biblioteca. Lo puse en mi escritorio por pura vagancia y, mientras esperaba que se exportara un vídeo para mi canal de Youtube, me puse a leerlo sin intenciones reales de terminarlo.

Era justo lo que necesitaba: una buena historia, que además no es pesada y se lee rápido. El libro me encantó en su calidad y originalidad, en el mensaje al que apunta, en cómo maneja a los personajes y en el registro pensado para un público particular.

LA HISTORIA
Esta novela sigue a Greg, un chico joven que sólo quiere pasar de largo por la vida. Sin resaltar, sin enemigos ni nada (ya hablaremos de él más adelante).

Una conocida suya de la infancia es diagnosticada con Leucemia y a él, que hace años que no le habla, mucho no le interesa la noticia. 

Todo cambia cuando su madre lo cuasi-obliga a visitar a la chica y a ser un “buen amigo”. Para él, esto es una tarea, una obligación y una molestia.

PERSONAJES 
Greg es nuestro protagonista y narrador. Un chico que, lejos de ser idealizado, se presenta como un adolescente promedio. Es egocéntrico, le preocupa el qué dirán y habla con sarcasmo de todo. Es incapaz de tomarse ciertos asuntos con seriedad. Su meta escolar es que nadie lo odie ni lo moleste. No tiene ni amigos ni enemigos porque busca no resaltar. Tiene cierto sobrepeso y le gustan las chicas de buenas curvas, pero tiene cero experiencia con ellas.  

Cuando llegué a Goodreads, noté que el libro tenía unas cuantas calificaciones bajas pero no leí nada antes de terminar la novela. Al culminar, fui a ver por qué era y resulta que muchos lectores le bajaron puntos porque les cayó mal el protagonista.
Supongo yo que no entendieron que todo el punto de la novela era ese, tener un personaje que reacciona de forma realista (para su edad y trasfondo) ante una situación que en otros libros hubiese sido idealizada. De hecho, el personaje hace varias referencias sarcásticas sobre el tema en el estilo de: “Si esta fuera una novela ficticia seguro me enamoraría de la chica enferma y la amaría hasta que ella muriese en mis brazos al atardecer. Pero esta es la vida real y la verdad es que Rachel me da igual y la visito porque mi mamá me obliga.” 

Greg tiene la mente en otro lado, el foco puesto en sus propios asuntos personales. En su situación y con su personalidad, sería ilógico que cambiara y sintiera un ataque de sentimentalismo y moral que lo llevara a ser el chico perfecto y bondadoso de la ficción juvenil idealizada.

En lo personal, me pareció genial tener un protagonista y narrador así, cruel y realista, desinteresado. Un adolescente que no termina de comprender lo que es la muerte y cómo una enfermedad que parece lejana puede llegar y arraigarse en la vida de uno. El personaje no madura demasiado, pero cambia con los golpes de la vida sin perder nunca su esencia. 

Earl es el mejor amigo de Greg. Es un chico de clase baja, petizo y de piel oscura con una familia complicada. Lo único que lo une al protagonista es su fascinación por viejas películas. Siempre hace comentarios desubicados, sucios y sexuales. No tiene modales y es un tanto violento, pero es una buena persona que tuvo la mala fortuna de nacer en una situación complicada.

Rachel es una chica normal. Tiene un pequeño grupo de amigas pero no se destaca ni por su belleza ni por sus aptitudes escolares. Su vida hasta el momento ha sido uneventfull (no encuentro la palabra indicada en español). Ella conoció a Greg cuando eran chicos, pero se distanciaron con los años. Como el protagonista dice en algún momento de la historia “no hay mucho que decir sobre Rachel, salvo porque se ríe con mucha facilidad.”

La interacción entre los tres es mínima. La verdad es que Earl tiene poco protagonismo. Realiza un par de acciones que ayudan al avance de la trama y dispara una buena reflexión del protagonista, pero está ahí más como un reflejo social de los sueños que a veces uno debe abandonar al crecer que como apoyo moral al protagonista. Rachel por su parte es una excusa, está pero su función en la novela es la de ser una excusa, una pequeña voz que no afecta demasiado a los demás. Si bien está enferma y es en torno a ello que se mueven los demás, su rol en la historia es el de ser un eje, no un motor ni una pieza del juego. La protagonista no es ella, sino el modo en el que su situación afecta la pacífica y monótona vida de Greg. 

NARRATIVA
Lo primero que me cautivó de esta novela fue su narrativa. En general, no suelo leer obras en primera persona porque no puedo ponerme en los zapatos del protagonista (que suele exasperarme), pero Greg es diferente. Es tan humano que a veces pareciera que está en mi propia mente.

La historia se siente como un monólogo, como si una persona se sentara con vos en un café para contarte su vida y lo que pasaba por su mente ante cada situación. Se supone que la novela es un libro que Greg escribe sin saber muy bien a qué quiere llegar. Y nos los dice desde el principio. La primera frase de todo el libro es: 
“No tengo ni idea de cómo escribir este estúpido libro.”
Greg (el narrador) duda, sabe cuáles son sus errores y nos dice muchas veces que él no es un buen chico y que quizá debería reaccionar de otra forma, pero que no puede. Nos habla de cómo lidia con sus problemas, de sus temores y de sus inseguridades.  Nos repite varias veces que su libro es malo, que sus decisiones son malas y que lo sabe.

El narrador nos mantiene entretenidos además porque rompe siempre la cuarta pared y dialoga con nosotros. Greg escribe el libro para nosotros, y nos habla. Se interrumpe a sí mismo y a veces incluso se pregunta si alguien lo lee. Nos dice cosas como (ejemplo inventado): “Supongo que ya nadie lee la novela, no los culpo. Es mala. Así que como nadie llegará hasta este capítulo, puedo decir cualquier cosa, como que me encanta comerme mis mocos. Total, nunca lo van a leer.”

Es esta misma familiaridad la que nos hace sentirnos cercanos a él. Sus errores han sido alguna vez nuestros errores. Su hipocresía ha sido alguna vez nuestra hipocresía. Su desinterés alguna vez nos ha pertenecido. Y aunque queramos decir “¡qué mal chico!”, no podemos porque en el fondo todos sabemos que alguna vez hemos dicho/hecho/pensado igual que él. Y si no lo reconocemos es porque nos gusta mentirnos a nosotros mismos y decir que somos excelentes personas, que siempre lo hemos sido y que jamás hubiésemos actuado mal en la adolescencia. Y no, por “actuar mal” no hablo de nada ilegal, hablo de cosas simples como pensar que tu mamá es una rompe pelotas impresionante. 

El narrador nos recuerda que todos tenemos un poquito de Greg, que nadie es perfecto y que aunque odiemos admitirlo, a veces somos crueles (aunque sea solo en nuestra mente). Y el que me diga “yo no soy así, soy la persona perfecta que jamás pensaría mal de nadie, no diría nada malo a nadie y no cometería errores”, debería hacer una revisión reflexiva de su vida porque NADIE es así y yo no me trago su falsa moral (?).


EN OTRA NOTA narrativa, quería destacar que, como a Greg le encanta filmar películas, por momentos nos relata escenas de la historia como si fuese guion de cine. Según él, es para que podamos imaginarlo mejor. Estos cortes me agradaron como idea, pero ninguno me pareció relevante y sentí que sobraban.


OPINIÓN GENERAL
El libro me encantó dentro de lo que es el género de novela juvenil (tengan en cuenta que, en líneas generales, de 20 libros juveniles que comienzo solo termino 3 o 4. Y con suerte disfruto de 1. Este es ese “1”), porque tiene a un protagonista adolescente coherente y la novela nos muestra que una situación externa no puede cambiarnos demasiado aunque nos afecte, que más allá de lo que la literatura a veces nos haga pensar, las personas somos imperfectas (en toda edad) y que la gran mayoría es egoísta aunque intente ocultarlo detrás de falsa moralidad. 

“Mom was asking me to resume a friendship that had no honest foundation and ended on screamingly awkward terms. How do you do that? You can’t.”Mamá me estaba pidiendo que recupere una amistad que nunca tuvo fundamentos y que concluyó en medio de nosotros gritando términos raros. ¿Cómo haces eso? No puedes.

Convirtamos la situación para imaginarla mejor. Les pido que se pongan a ustedes mismo como Greg:

Sos un pibe de 17 años que no tiene ninguna ambición, no sabés qué querés estudiar en la universidad y, aunque te llevés bien con todos sus compañeros, no sos realmente amigo de ninguno. Tu meta es sobrevivir al colegio. Ya te preocuparás por el futuro cuando llegue.

Un día, tu mamá te dice: “Che, te acordás de esa piba, la hija de Denise, que era amiga tuya cuando eran chicos aunque sé que hace como siete años que ya no te hablás con ella. Bueno, le diagnosticaron Leucemia.” 

¿Qué hacés? La piba ni pincha ni corta, no tiene nada que ver con vos salvo porque capaz más o menos te acordás de ella. 

Entonces, tu mamá agrega: “Andá a visitarla, tenés que ser un buen amigo porque ella lo necesita. Es una orden”.

No te queda opción, o vas, o vas. Te preguntás si la piba no tiene otros amigos,  por qué vos (o sea, si no se hablan por algo es). Sabés que vas a quedar como un descolgado al reaparecer en su vida OH CASUALIDAD justo cuando ella anuncia que está enferma, pero no te queda otra; esto es una tarea, una obligación y un tedio. 

Ya con ese prejuicio en mente, sucede lo lógico: una amistad cuasi-forzada e incómoda con una persona que en cualquier momento se va a morir. Lo único que vale es quedar bien para que tu vieja no te joda y que en el colegio no digan que sos un hijo de puta.


¿Es egoísta? Sí. 
¿Es hipócrita porque no siente ni la mitad de lo que dice? Sí. 
¿Te hace pensar que el protagonista es un forro sin corazón? Sí. 
¿Es un mentiroso al que sólo le importa el qué dirán? Sí. 
¿Te molesta que no pueda ver en Rachel más que a una obligación? Sí.

Pero todo esto es lo lógico en su situación. Es un adolescente que se ve obligado a lidiar con algo que no le compete y que no entiende. No se enamora de alguien que no le interesa, no hace hasta lo imposible por hacer sonreír a la chica y la verdad es que Greg no cambia ni se convierte en héroe. El libro termina con el mismo Greg del comienzo, quizá con una lección de vida en su inventario.
Y no, eso no es un spoiler porque el personaje lo aclara en la introducción al libro.

Lo empecé a leer pensando que era una simple parodia, y lo fue. Pero al parodiar los romances dramáticos adolescentes super idealizados y ridículos, nos dio también una lección sobre la realidad, sobre cómo las diferentes personas (con su pasado, su experiencia, sus sueños y particularidades) viven una misma situación de forma diferente, cómo tienen distintos puntos de vista y aprenden algo particular. 

Es una comedia con humor un tanto negro, un libro que se ríe de la muerte.
Es un drama.
Es un libro con moraleja.
Es un libro sobre la falsa moralidad de las personas, sobre la superficialidad que tiende a reinar entre los más jóvenes, sobre la diferencia entre sueños de grandeza y vida real. 
Es una novela que dice “dejá de leer pelotudeces y poné los pies en la tierra por un rato”.
Es una historia sobre cómo distintas personas sobrellevan la adolescencia.

Esta es una novela muy cruda en realidad, una historia que muestra el lado más cruel y cabeza dura de las personas. Pero con mucha inteligencia, el autor disfrazó todo de parodia cómica (con el estilo narrativo, las bromas y demás).

Excelente.

¿Y la película? Ni la miré ni me interesa porque ya desde el póster se nota que no entendieron el sentido del libro. Los tres personajes son imperfectos en su apariencia en la novela (Greg es más bien gordito. Earl es petizo y con cara de pocos amigos. Rachel no tiene curvas, tiene el pelo tipo nido de caranchos y una nariz fea) . En la película, han sido ridículamente idealizados. Sí eso hicieron con el cast, ni quiero imaginarme cómo habrán cambiado la historia para apelar al público.

CONCLUSIÓN: RECOMENDADÍSIMO.

Es un buen libro para pasar el rato. Es una gran novela para los que nunca encuentran nada que les guste en la literatura juvenil. 

No va a cambiar al mundo, no va a ganar un Nobel ni tampoco se destaca por su excelencia en calidad. Pero superó todas mis expectativas y me recordó que no todo en el mundo editorial (comercial) está cayendo en picada.

Claro, esta es mi forma de ver la historia y no significa que ustedes deban apreciarla de la misma manera. En lo personal, creo que vale la pena.

Entonces, si este fuera un libro normal sobre una chica con leucemia, posiblemente yo hablaría un montón sobre todas las cosas significativas que Rachel tenía para decir a medida que se enfermaba más y más, también posiblemente nos enamoraríamos y tendríamos un romance increíblemente satisfactorio y ella moriría en mis brazos. Pero no tengo ganas de mentirte. Ella no tenía nada interesante para decir, y definitivamente no nos enamoramos. Ella estaba menos enojada conmigo después de las estupideces que le dije, pero pasó de estar irritada a silenciosa.






5 comentarios:

  1. Yo vi el trailer de la película y me gustó, la tengo anotada para verla, algún día lo haré.
    No sabía que existía el libro y ahora quiero leerlo porque se ve buenísimo. A mí no me parece mal la actitud de Greg, es comprensible, y no lo digo por su edad, sino porque uno no puede sentirse mal por alguien que apenas conocía. Soy una mala persona, lo sé.

    Me gustaría leerlo porque se ve distinto a la mayoría de historias, y la literatura juvenil me tiene harta, definitivamente lo voy a agregar a mi lista como una prioridad.

    Gracias por la reseña porque no conocía el libro y ahora estoy segura de que me va a gustar.

    Ah y me morí con lo de tu gato, parecería que te lo sugirió jaja. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Agradecele a ese gato y cocinale algo rico!!! Es hermoso que las lecturas lleguen así. Me pasó dos veces, cuando estaba saliendo de dos bloqueos lectores.
    Me parece que es una lectura interesante, y debe de tener además de la parodia ese elemento constelativo, o a mi me suena por ahí
    Amé esta parte <Es una novela que dice “dejá de leer pelotudeces y poné los pies en la tierra por un rato”." porque, sí, che, hay tanta bosta dentro de lo comercial y targeteado en "juvenil", aún más.
    Nos leemos! Me encanat qye te haya gustado <3

    ResponderEliminar
  3. Hola Nati.
    Tengo ese libro en mi bilioteca desde hace un tiempo. Me gusto mucho tu reseña y rescato lo que dices de uno de los personajes ya que me agrada que salga del molde y actue de una forma mas realista.
    Espero leerlo pronto.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola! Me alegra saber que te gusto la novela, en lo personal la odié, solo la compre porque era muuuy barata y la leí rapido (eso si) pero no me cerró por ninguna parte, luego vi la pelicula y si bien no voy a decir que me encanto, estuvo un poco mejor jajaja saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hola Naty! La verdad es que no conocía este libro, pero me llama la atención por el hecho de que no es la novela de-todo-el-mundo-feliz típica cuando uno quiere leer algo así. Me lo anoto en mi lista por si lo llego a ver en algún momento, muy buena reseña, saludos!

    ResponderEliminar