06 mayo, 2018

Reseña: Aru Shah and The End of Time (Roshani Chokshi)

Título: Aru Shah and the End of Time
Autora: Roshani Chokshi
Sinopsis: Mientras la mayoría de sus compañeros de clase se van de viaje, Aru Shah va a pasar las vacaciones en casa, en el Museo de Arte y Cultura Antiguos de la India, esperando a que su madre regrese de su última expedición arqueológica. Un día, tres de sus compañeros de clase van a casa de Aru diciendo que no se creen que la Lámpara de Bharata, una de las reliquias del museo, esté maldita. Y retan a Aru a que lo demuestre. Aru espera poder encender la lámpara un momento para salir del apuro, pero, al hacerlo, libera al Dios de la Destrucción. Sus compañeros y su madre quedan congelados en el tiempo, y ahora Aru deberá salvarlos. La única forma de detener a este diabólico y poderosos enemigo es encontrar a las reencarnaciones de los famosos hermanos Pandava, protagonistas del poema épico hindú Mahabharata, y viajar al Reino de la Muerte. Pero ¿cómo va a ser capaz de hacer todo eso una chica vestida con un pijama de Spiderman?

“The problem with growing up around highly dangerous things is that after a while you just get used to them”.

GENERALIDADES
Los que le prestan atención a mis reseñas recordarán que el año pasado puse otra novela de esta misma autora entre mis mejores lecturas del 2017. Todo en ese libro (The Star-Touched Queen) me resultó sorprendente por su excelente calidad, desde la narrativa y hasta los mensajes entre líneas junto con lo que cada personaje representaba.

Este año, cuando me enteré que la escritora pronto sacaría otro tipo de historia, me emocioné MUCHO. Pensé que iba a encontrarme con la misma calidad que el año anterior desde una nueva perspectiva… pero no fue así.

Aru Shah and the End of Time no es un mal libro dentro de lo que intenta lograr, aunque es una hormiguita puesta junto a The Star-Touched Queen, de la misma autora.  No solo se trata de un texto que apunta a otra clase de lectores, sino que me resultó insatisfactorio en muchos aspectos. A mí no me gustó porque no colmó ni siquiera un 5% de mis expectativas.

La reseña que leerán a continuación es mucho más subjetiva que lo que acostumbran a ver en este blog, lo siento. Se titula: Por qué detesté cada página de Aru Shah.

LA HISTORIA

Aru es una nena de 12 años que vive en el museo de arte y cultura de la India en el estado de Atlanta (USA) con su madre, una arqueóloga. Ya desde la primera escena se nos confiesa que Aru es una niña MUY mentirosa, quizá a causa de su soledad —si tuviéramos que darle un justificativo—. Aru miente para encajar en la escuela y tener amigos, porque asiste a uno de esos colegios para niños ricos donde todos tienen jets privados, islas propias para irse de vacaciones y esas ridiculeces. Y ella no, claro. Aru es una chica común de clase media que se ahoga en un mundo de niños ricos (por algún motivo que nunca se nos explica).

Un día durante el receso escolar, tres compañeros de Aru van al museo para descubrir sus mentiras y exponerlas frente a todo el colegio. Aru ha dicho que pasaría unas semanas en Francia cuando en realidad, está viendo películas en su pequeño apartamento detrás del museo.

Cuando se encuentran, Aru siente desesperación. Y miente más para impresionarlos, al punto de rozar lo ridículo. Un tema lleva a otro y los chicos terminan por debatir sobre una lámpara “endemoniada” que está en el museo y que Aru tiene prohibido encender. Para probarle su valor a los otros niños, Aru va y la enciende… y libera así a uno de los peores villanos de la mitología de la India: The Sleeper.

Todos los que estaban allí (salvo Aru) quedan congelados, detenidos en el tiempo. Es allí que ella descubre que es la reencarnación de unos semidioses antiguos y que su misión es salvar al mundo. 

“People are a lot like magical pockets. They’re far bigger on the inside than they appear to be on the outside.”

En una novela donde todo parece estar escrito por el destino, Aru y la reencarnación de otra semidiosa (que sería como su hermana) deberán viajar por los diversos escenarios de la mitología de la India para ganar aliados, despertar sus poderes y salvar al mundo.

POR QUÉ NO ME GUSTÓ LA NOVELA
El libro es bueno, y de ello voy a hablar más adelante. Pero antes de contarles lo positivo (que es lo que deberían tener en cuenta cuando la novela salga publicada en español), me gustaría explicarles por qué a mí me resultó insufrible.

En pocas palabras, podría resumir todo en decir que siento que la autora escogió la fama por encima de la calidad. Y eso quizá no sea cierto, pero así lo percibí yo como lectora.

En otras obras de Roshani Chokshi, vemos un estilo fantástico que recuerda en parte al de Laini Taylor, con excelente uso de recursos narrativos, personajes entrañables, representaciones fenomenales de la mitología de la India, historias únicas y llenas de mensajes entre líneas, paisajes de ensueño, etc., etc., etc. Libros que se graban en nuestra memoria y que resaltan entre el montón.

Acá, sin embargo, tenemos una copia de Percy Jackson con otra mitología. Fin. 

Si le prestan atención a la tapa del libro, dice muy claro que el manuscrito lo escogió Rick Riordan. Y la verdad es que si lo leyera sin saber nada, pensaría que lo escribió él. Este libro es IGUAL a Percy Jackson: 

Unos niños que son semidioses tienen que salvar al mundo porque ese es su destino. Con chistes tontos, personalidades exageradas y referencias fáciles a elementos de moda de la cultura pop. Los personajes “divinos” son casi que bufones a los que incluso un nene de 12 años puede engañar y los demonios se vencen “por casualidad”.  Me atrevería a decir incluso que algunos de los chistes ya los he leído antes en novelas de Rick Riordan.

¡Y no digo que eso sea malo! A mí me gustó Percy Jackson en su momento (hasta que la fórmula se tornó demasiado repetitiva). Y sé que está bien armada para chicos jóvenes, pero no es a eso a lo que apunto con este fragmento.

Aru Shah es una historia poco memorable, un pingpong de sucesos uno atrás del otro que no dejan tiempo a respirar o reflexionar. No encontraremos buenas descripciones de nada y todo el concepto de la mitología de la India (que es lo que a mí más me interesaba) se pierde entre los malos chistes y la acumulación innecesaria de datos superficiales.

Cuando leí The Star-Touched Queen, aprendí muchísimo sobre esta clase de mitología porque se toman apenas algunos lugares y personajes que se exploran A FONDO. Llegamos a comprender y analizar el reino de la muerte, el bazar de la noche, el concepto de la reencarnación y muchísimo más. Vemos el modo de vida de una cultura tanto desde el “así es” como desde una crítica social a lo que debería cambiarse (la inferioridad de la mujer).

Acá, en Aru Shah and the End of Time, sin embargo, todo es pasajero. Aparece por una o dos carillas como mucho y no vuelve a ser nombrado. Es imposible aprender algo así y retenerlo o comprenderlo. Se tocan TANTOS temas que pareciera que la autora hubiese arrojado todo el glosario de mitología al manuscrito sin poner las definiciones. Un lector que desconoce el tema no se lleva nada, no aprende nada. Sí, verán “qué lindo que es que se hable de la mitología de una cultura que en general no vemos a menudo”, pero el lector promedio no gana conocimiento alguno. Y sí, se hacen comentarios constantes de “no soy un héroe, soy una heroína” como reivindicación de la presencia femenina en la cultura de la India, pero nada más.

En otras palabras: siento que este es un libro escrito para quedar bien con las masas y ser popular. Nada más.

-Se simplificó el estilo narrativo de la autora para apelar a lectores preadolescentes. Porque “así se llega a más gente y se vende más” que con la excelente calidad de sus otras historias. “Si mi novela se parece a Percy Jackson le irá mejor que si es fantasía pura con crítica social”. 

-Se quiso hablar de “una cultura que pocos conocen”, pero no se enseñó nada. Está ahí solo para que la gente aplauda la inclusión de las minorías. No se explora el tema, no se ahonda en nada. Todo parece tomado a broma.

-Se hacen comentarios contra el machismo social establecido en la cultura de la India, pero son apenas chistes o palabras al pasar de algún personaje. De esta forma la novela puede quedar bien con muchos lectores críticos de la actualidad. Cosa que en otras obras de la autora se muestra la situación social con más crueldad y cómo los personajes principales simbolizan la noción de lo que está mal y debe cambiar. “Ponemos algo de eso para quedar bien, pero es posible que muchos ni lo noten.”

Los temas están ahí, pero simplificados, pasados por agua para que lleguen a más gente. Sí, seguro que muchos chicos jóvenes van a divertirse y a entretenerse con los chistes malos de Aru, con un ser súper poderoso convertido en paloma, con casas que tienen problemas de depresión y con demonios obsesionados con verse bien. Me imagino que muchos lectores van a pasar un buen rato con la aventura sin respiro de las protagonistas que en cada capítulo están sumidas en un problema diferente que pone sus vidas en riesgo y que obviamente pueden solucionar.

Pero no era para mí. Yo ya pasé mi etapa de Percy Jackson y me esperaba algo más original, me esperaba una novela que me enseñara un poco más sobre esa magnífica cultura, que me dejara un mensaje. Y sin embargo, lo único que obtuve fue a dos preadolescentes que hacen chistes tontos y se salvan de casualidad 20 veces seguidas. No me aportó nada nuevo, no me enseñó nada. E incluso temas que ya había leído en otras obras de la autora me decepcionaron.

Si leyeran las maravillosas escenas del Night Bazaar de sus novelas previas y las compararan con estas, entenderían de qué hablo. Pasamos de un paisaje mágico y de ensueño que todos moriríamos por visitar a un supermercado (por poner una comparación).

Esta novela pierde toda la magia que la autora le puso a la cultura de la India en otras obras. Y, como ya dije antes, tira nombres y palabras sin definirlas ni explicarlas, al punto de que hay un glosario al final y, cuando lo leí, no recordaba siquiera haber visto el 70% de esas palabras en toda la novela.

No te deja nada. 

Pero lo repito: esta es mi impresión personal de la obra. Mi decepción como lectora que ha pasado por novelas de la autora que son mucho mejores. 

Para mí, esta obra es nada más que un: “Voy a vender más si escribo una copia de Percy Jackson; voy a quedar bien con el público general porque tocaré de forma superficial temas que a la gente le gusta leer como las minorías y el uso de palabras en femenino”. Y resalto la palabra “superficial”.

¿Habla de mitología de una cultura poco vista? Sí, pero solo tira nombres y el lector no aprende nada.

¿La aventura es atrapante? Solo si podés tolerar que el 90% de los diálogos son chistes malos.

¿Hay acción? Sí, si por acción entendés “dos niñás de 12 años le mienten a los demonios milenarios y pueden vencerlos siempre por mera casualidad”.

¿Hay personajes memorables? Solo si por memorable te imaginás a un ser imponente convertido en paloma que ataca haciéndole caca a los villanos.

¿Deja un buen mensaje? Emm… no le vi ningún mensaje, pero capaz que había alguno por ahí. No dice que mentir es malo, no dice que el amor lo vence todo, no dice que es un error que los padres les mientan a sus hijos… quizá el mensaje sea: “Si sos un semidios, todo te saldrá bien porque tendrás suerte incluso cuando no la merecés”.

¿Los personajes crecen/maduran en la historia? No, la verdad que no. Capaz haya algún cambio mínimo, pero casi ni se nota.

COSAS BUENAS DE LA HISTORIA
-La van a traducir al español, así que la mitología de la India llegará por fin al público masivo y comercial hispano (porque hay otras obras del tema que nadie lee ni conoce).

-Si te gusta Percy Jackson y Rick Riordan pero ya te leíste TODO lo que tiene publicado y querés MÁS. Bueno, acá tenés más.

-La tapa es hermosa.

-Si te hacen reír los chistes tontos, te vas a morir a carcajadas.

-No tiene relleno. Es un pingpong de sucesos uno atrás del otro.

-Si tenés entre 9 y 15 años, el libro está pensado para tu edad. Si ya pasaste de los 20, dependerá mucho de tus gustos literarios y de si podés leer con la mente de un preadolescente (yo no puedo).

-Tiene un par de mensajes breves y sencillos como cuando dice que los secretos son frágiles y por eso se esconden, mientras que las verdades son fuertes y por eso no temen salir a la luz.

“Secrets are curious things. They are flimsy and easily broken. For this reason, they prefer to remain hidden. A fact, con the other hand, is strong and powerful. It’s proven. Unlike a secret, it´s out there for everyone to see and know. And that can make it more terrifying than even the deepest, darkest secret.” 
CONCLUSIÓN
El libro tiene reseñas excelentes en internet, así que supongo que ALGO de bueno debe tener que yo no logro ver. 

Para mí no es original, no es atrapante, no deja un mensaje y no enseña nada. Debe ser porque lo leí con las expectativas altas, porque pensaba encontrar algo mil veces superior en calidad. Me resultó un libro muy superficial y comercial como para tomarlo en serio.

No era para mí.

Igual, soy una de las lectoras más quisquillosas que conozco, así que no me hagás caso en todo lo negativo que dije. Leé la novela de todas formas y sacá tus propias conclusiones. 

Y si podés, si te animás a leer en inglés, conseguite The Star-Touched Queen de la misma autora para poder comparar la calidad de ambas novelas.







4 comentarios:

  1. Hola Nati!
    Me llama mucho porque la mitología hindú me llama muchísimo, además de que me encanta el tío Rick (mi cerebro puede procesar de todo, good point)
    ¡Beso y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. Holi! Acabo de pasar por leer una reseña de un libro que amaste a leer una reseña de un libro que no te gustó mucho. La verdad que es me gusta mucho la mitología pero necesito que me la expliquen o si no me pierdo así que no sé si leer este libro. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    No es una mitología que se suela tratar en este tipo de libros. Al menos, no llegan por estos lares...
    Me parece muy interesante conocer otras culturas. Si bien esta historia no llamó tanto mi atención, voy a tener en cuenta The Star-Touched Queen.
    Gracias por la reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola nathalia. No he leido nada de la mitologia indu por lo que ese aspecto me llama la atencion. Lastima algunos puntos negativos que nos cuentas. Pero quien sabe, creo que si me lo regalan a lo mejor le doy una oportunidad.
    saludos

    ResponderEliminar