01 noviembre, 2018

Reseña: La belleza del uróburos

Título: La belleza del Uróburos
Autor:  Javier Castañeda de la Torre
Sinopsis: "25=2; 12+4=miles de millones. Asúmelo cuanto antes."¿Quién firma el extraño telegrama? ¿Qué quieren decir esas cifras? ¿Qué relación tienen con un absurdo asesinato del pasado? El uróboros, la serpiente que se muerde la cola, el bucle infinito de la paradoja. ¿Deben los hijos cargar con los pecados de sus padres?


"Uno cree lo que quiere creer y todo puede significar cualquier cosa si uno cree con suficiente fuerza".


GENERALIDADES
Comencemos por una presentación a la obra, de dónde la saqué y demás.

Conocí a la Editorial Cerbero gracias uno de mis lectores de Wattpad que me la recomendó por Twitter el año pasado. Esta es una editorial pequeña de España que no tiene distribución fuera de su país y que, además, imprime libros breves, de bolsillo y bastante económicos de autores hispanos. Se especializan en terror, paranormal, fantasía y ciencia ficción. 

Los seguí de cerca por varios meses, sin dejar de revisar sus catálogos y novedades mientras me lamentaba que no vendieran libros impresos con envío fuera de España… hasta que tuve la brillante idea de enviarle el dinero a una amiga de por allá para que comprara algunos títulos y me los enviara ella por correo.

Y voilá, así fue como obtuve tres títulos de su catálogo. Hubiera querido más, pero el bolsillo no lo permitió.

De las tres lecturas, esta es la intermedia en cuanto a mi disfrute. 

LA HISTORIA
Esta es una de esas novelas en las que el principio te advierte sobre el final. El lector llega con la idea de que sabe cuál será el desenlace ya desde la presentación del protagonista y de su historia.

Hablemos entonces de lo que ocurre. Nuestro protagonista descubre que va a ser padre, esto lo llena de felicidad, pero también le asusta porque su padre no fue, digamos, un ejemplo a seguir. Al menos, no a ojos públicos.

El padre del protagonista llegó un día a la universidad donde trabajaba, poco después de que su niño había nacido, y allí mató a varios alumnos antes de suicidarse. Los motivos son inciertos, se cree que enloqueció, que fue un pico de estrés. Los que lo conocían bien estaban confundidos y algunos incluso mencionaban cierto comportamiento extraño poco antes de la matanza, pero nada claro.

Es por ello que nuestro protagonista tiene miedo. No quiere ser como su padre, no quiere convertirse en un monstruo de pesadillas para su bebé. No desea perderlo todo y perderse a sí mismo. Y considera que, para poder seguir adelante y romper los nudos de su pasado, debe investigar qué ocurrió en realidad y por qué su padre cometió semejante crimen.

En medio de estas averiguaciones, recibe un extraño telegrama que podría contener la respuesta a todas sus preguntas, si tan solo logra descifrarlo.

LOS PERSONAJES
Esta es una novela breve que gira mucho más alrededor del significado de la historia que de sus protagonistas. Vemos en profundidad la evolución del personaje principal a medida que se desarrolla la trama, pero nada más. El resto del elenco está más bien como un añadido para acompañar a la columna vertebral de la historia. Y eso no está mal, porque esta es una novela muy breve que no necesita de esos personajes más que a modo de apoyo simbólico. Cada uno de los personajes secundarios es, a su manera, un escalón para que el protagonista siga subiendo la escalera.

Y quizá, lo más interesante es que, al adentrarnos en la mente de nuestro personaje principal, no solo lo conocemos a él sino a su padre que se refleja cada vez más lo que ocurre.

LA NARRATIVA
El libro, al menos para mí gusto personal, no se destacó por su narrativa. El estilo no es malo y la corrección tampoco, pero no logró atraparme por completo ni tampoco dejarme embelesada con la prosa. Sentí que le faltó un algo intangible a lo que no puedo ponerle un nombre preciso, pero que es “eso” que nos engancha y nos impide soltar la lectura. Sentí que podía pausar en cualquier momento, incluso en medio de oraciones, sin que me importara.

Es algo extraño, por eso no creo que sea malo sino más bien una cuestión personal mía. La verdad es que algunos elementos de la historia no los podía entender bien y que es posible que sea por ello que no pude sumergirme a fondo en la aventura.

La narrativa es, en definitiva, simple en su construcción pero compleja en significados y con amplio vocabulario. No tengo nada que reprocharle a la calidad.

OPINIÓN
El libro me gustó. No me encantó, no me fascinó, pero me gustó. Y eso, es importantísimo.

Los que me leen a menudo saben que no soy muy amiga de la ciencia ficción, no me atrapa y no la entiendo —en especial cuando hay demasiadas explicaciones técnicas—. Mi cerebro no puede siquiera procesar 88/2 sin una calculadora, mucho menos entender la complejidad de ciertos temas científicos o filosóficos. 

Y cuando hablo de ciencia ficción no hablo de distopías y romances adolescentes en el futuro, hablo de las ramas más puras del género.

A medida que leía esta novela, mi cerebro se enredaba con las explicaciones; por suerte, el protagonista a veces tampoco las entendía. No me sentí tan sola e ignorante en esas escenas. Las primeras explicaciones las releí unas tres veces para ver si terminaba de comprenderlas, luego me rendí. Seguí leyendo sin detenerme demasiado en los aspectos técnicos porque ya sabía que no los iba a captar.

"Por eso cuando terminé de leer ese cómic comprendí que no eran superhéroes porque tuviesen superpoderes, sino porque las decisiones que debían tomar, fuera del alcance de cualquier humano, suponían un esfuerzo que rozaba lo titánico." 

Para peor, la novela tiene muchas referencias a comics clásicos de superhéroes, esa es otra cosa que ni me gusta ni me interesa, algo que desconozco. A veces se habla, por ejemplo, de los X-Men y yo no sé quién es quién ni qué poderes tienen ni nada.

Sumar un género que no leo + explicaciones complicadas + referencias a cosas que no conozco + reflexiones y diálogos filosóficos (detesto la filosofía) = no resultó en una de mis mejores lectura del año, como se imaginarán.

A pesar de todo ello, sin embargo, pude seguir el hilo central de la historia y de la trama, logré comprender a qué apuntaba la novela y también logré disfrutar de la explicación/giro final. Al menos, hasta cierto punto que me dejó satisfecha.

En resumen, este no era un libro para mí ni por casualidad. Eso no quita que sea una buena novela con una trama y un desenlace excelente.

No le voy a poner un puntaje real porque hay demasiadas particularidades técnicas que no comprendí y que no puedo juzgar como correctas o incorrectas. No tengo forma de afirmar dónde termina la ciencia y dónde comienza la parte ficticia. Ni siquiera sé si las referencias a comics son reales o no.

Y, como no me gusta juzgar desde el desconocimiento, solo digo que la columna vertebral de la historia es buena y que vale la pena. Pero tengan cuidado, que salvo que les encante el género y los comics, es posible que se sientan tan desorientados como yo en algunas escenas.

En Goodreads le pongo tres estrellas que es un poquito más alto que el puntaje medio (2,5 que, de todas formas, no es una opción). Aunque la verdad es que no tengo ni la más pálida idea de si merece un 2, un 3, un 4 o un flamante 5. 

Lamento no poder darles más información específica.

1 comentario:

  1. Hola, no conocía el libro, gracias por la reseña.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar