30 mayo, 2019

Comentario sobre: Spelled (Betsy Schow)


Título: Spelled
Autora: Betsy Schow
Sinopsis (solo en inglés): Fairy Tale Survival Rule No. 32: If you find yourself at the mercy of a wicked witch, sing a romantic ballad and wait for your Prince Charming to save the day.
Yeah, no thanks. Dorthea is completely princed out. Sure being the crown princess of Emerald has its perks—like Glenda Original ball gowns and Hans Christian Louboutin heels. But a forced marriage to the charming brooding prince Kato is so not what Dorthea had in mind for her enchanted future.
Talk about unhappily ever after.
Trying to fix her prince problem by wishing on a (cursed) star royally backfires, leaving the kingdom in chaos and her parents stuck in some place called “Kansas.” Now it’s up to Dorthea and her pixed off prince to find the mysterious Wizard of Oz and undo the curse…before it releases the wickedest witch of all and spells The End for the world of Story.




Generalidades
Esta no es una reseña.

Sí, leyeron bien. Lo que van a leer a continuación es más bien una pequeña entrada informativa sobre qué es este libro y por qué no lo recomiendo a lectores hispanos.

¿Están listos? 

Sobre el libro
Spelled es el primer libro de una saga de retellings —saben que me encantan—; compré los primeros dos títulos usados hace algún tiempo. Esta primera novela sigue a Dorthea, la princesa del reino Esmeralda. Toda su vida ha estado encerrada en el palacio porque hay una supuesta maldición en su familia y una de las herederas mujeres, en algún momento de la historia, va a incendiar el mundo entero. Pero no saben cuál será, así que todas ellas han tenido que vivir encerradas desde que nacen por generaciones. Y eso, a Dorthea la tiene harta.

Como se imaginarán, la princesa logra abandonar el palacio (no les diré en qué circunstancias) y lanzarse a una extensa y peligrosa aventura por los varios reinos de cuentos de hada.

Y hasta ahí les cuento sobre la trama.

Ahora, hablemos sobre los varios motivos por los que creo que no es una buena lectura para el público de habla hispana.

Este es un libro pensado para chicos de escuela primaria (de no más de quince años diría yo) y está lleno de juegos de palabras que son chistes o referencias a chistes. Cosas como “What the hex” en lugar de “What the hell”. Estos juegos de palabras también hacen referencias a marcas y empresas muy conocidas de Estados Unidos a las que se les cambia el significado con las mismas siglas. En fin, está lleno de pequeñas cosas que solo el lector que vive o vivió en un país anglosajón entendería. 

Y no es que el libro sea confuso, es que su “encanto” está justamente en esos juegos de palabras que el lector hispano promedio no entendería aunque haya tomado algunas clases de inglés en la escuela.

Para que un lector que no haya crecido en el mundo anglosajón entienda, debe tener un conocimiento muy amplio no solo del idioma, sino también de la cultura. Y eso suele significar: lectores adultos como yo. Pero el libro no es para lectores adultos ni por casualidad porque desde el registro hasta el comportamiento de los personajes y cada elemento de la narrativa está pensado para que el preadolescente se sienta identificado en mayor o menor medida.

Es decir que el lector hispano que está en la edad correcta y objetiva para leerlo no lo va a entender. Y el que lo puede entenderlo porque ha estudiado muchísimo ya no está en la edad correcta.

Como el libro no existe en español (y no me imagino una buena forma de traducirlo sin perder el humor), directamente les digo que no se los recomiendo. 

No es malo (tampoco es excelente), pero no está pensado para los hispanohablantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario