30 junio, 2019

Reseña: El monstruoso relato de Prosper Redding (Alexandra Bracken)


Título: El monstruoso relato de Prosper Redding
Autora: Alexandra Bracken
Sinopsis: Hacer un pacto con el diablo no es tan fácil como lo pintan: por un lado, obtienes fama y fortuna durante más de 800 años, pero por otro, tienes a un ser vengativo dispuesto a condenarte a una eternidad de servidumbre. Prosper intentará evitarlo devolviendo al demonio Alastor a su mundo antes de que destruya a su familia, aunque para ello deberá superar todo tipo de trampas, engaños y el malvado sentido del humor de esta criatura infernal con la única ayuda de su tío Barnabás, una aprendiza de bruja y un gato con alas de murciélago. ¿Qué podría salir mal?
"Toda relación es una transacción. Cada supuesta amistad empieza con una promesa que debe ser cumplida por ambas partes."

 
GENERALIDADES
¡Hola! Hace mucho que no subo reseñas, tengo varias acumuladas. Lo lamento. La verdad es que tengo mucho trabajo y el tiempo se escapa de mis manos.

Como sea, permítanme contarles un poco sobre mi llegada a la novela.

Encontré este libro de oferta en Walmart hace más de un año. Me encantó el dibujo de la tapa, y en la contratapa había un gatito negro con alas de murciélago. Eso fue todo lo que necesité para ponerlo en mi canasto, junto a medio kilo de manzanas y otras necesidades por las que había ido al supermercado.

Pero por muy lindo que se viera el libro, no lo leí de inmediato. Lo dejé en una estantería sin saber muy bien de qué se trataba y fue cayendo en el olvido de mis lecturas pendientes. Hace un tiempo, sin embargo, estaba tomando fotos de algunas de mis historias preferidas cuando lo vi y me dije a mí misma que tendría que leerlo.

Así que lo hice. Quizá hubiese sido mejor haber esperado a Halloween para que formarse parte de las historias que suelo recomendar en esas fechas, pero bue. No importa.

Permítanme hablarles más sobre el libro.

LA HISTORIA
Como la sinopsis puede sonar confusa, hablemos un poco sobre la trama.

Prosper es un chico solitario que falla en absolutamente todo lo que hace y que queda siempre opacado. No colma las expectativas de su grandiosa familia (acostumbrada al éxito) y los compañeros le hacen bullying. Pero él tiene un problema mayor: en su interior habita una bestia/demonio en forma de zorro que ha jurado venganza contra su familia y que en cualquier momento podría salirse de control (sí, a mí también me hizo pensar en Naruto).

Sin saber en quién confiar, y con miedo incluso a que su propia familia pudiera intentar matarlo para librarse de la amenaza, Prosper llega a Salem. Allí, comienza la dinámica entre él y Alastor, el demonio que vive en su interior. 

Aunque se odien el uno al otro, cuando la vida de ambos está en peligro, es posible que la mejor solución sea trabajar en equipo. Y también es posible que, a fin de cuentas, el niño y el demonio tengan más cosas en común de las que pudieran sospechar.

OPINIÓN
Seré breve. Son las cuatro de la madrugada y me estoy quedando dormida. Además, no es tanto lo que me gustaría decir sobre esta historia.

The Dreadful Tale of Prosper Redding es una novela pensada para chicos de alrededor de 14 años en cuanto al tipo de humor y de vocabulario. Las conversaciones entre Prosper y Alastor recuerdan por momentos a escenas de libros como Percy Jackson, donde se contrapone con cierta exageración al estereotipo de niño moderno en comparación con un ser milenario que todavía no se ha ajustado a nuestros tiempos (ni en forma de hablar ni en costumbres).

Alastor, el demonio, es el personaje que mueve a la novela, y también el único que se destaca entre el montón. Con una personalidad tsundere y engreída, es imposible no sonreír ante su evolución a lo largo de la historia. El resto del elenco es bastante plano y genérico, no vale la pena detenernos en otros personajes. Ni siquiera en el mismísimo Prosper.

En cuanto a la trama en sí, no es la gran cosa. Tiene algunos giros interesantes, pero se siente colmada de relleno. Hay muchísimas páginas en las que no ocurre nada interesante salvo por un poco de humor. No es de esa clase de libros que te atrapan y que no podés soltar.

Un aspecto que definitivamente no me agradó fue el cambio de narradores. La historia tiene partes en primera persona y partes en tercera. Y no están bien diferenciadas, no hay numeración distinta en los capítulos ni nada. A veces el cambio es tan repentino que uno ni siquiera lo nota, y puede llegar a marear. Tampoco es que haya una lógica ordenada detrás de la decisión, algo como "todo lo de este personaje va en primera persona y lo demás en tercera"; pareciera aleatorio. Como si la autora se olvidara de cómo estaba armando el manuscrito cada vez que escribía un párrafo nuevo.

Más allá de eso, admito que me imagino el libro más bien como una de esas películas infantiles que pasan todos los años en la televisión cuando se acerca Halloween, así como en la onda de Hocus Pocus. Realmente creo que sería mejor ver la historia en pantallas que leerla.

Y no es un mal libro, para nada. Se plantea como una novela paranormal para preadolescentes que toca temas un tanto oscuros, pero que también pone humor para que no sea terriblemente dark

Cumple con lo que se propone, eso es lo que vale.

Pero no era para mí. Siento que no pude disfrutarla como la novela merecía. Los personajes se me hicieron planos y muchísimos elementos me resultaron muy repetitivos (cosas que he visto y leído cientos de veces). 

Tomó algunos de los estereotipos que menos me gustan y no hizo nada interesante con ellos. Eso de “la familia más importante y adinerada de este lugar, donde todos son ricos, famosos y exitosos” siempre me ha resultado un poco tonto. No porque sea imposible, sino porque pareciera que en ficción todos quieren hablar sobre lo mismo. En este libro, los Redding (la familia de Prosper) han firmado un trato con un demonio hace cientos de años y gracias a ello son dueños de todo el pueblo en el que viven, siempre son los alcaldes, tienen empresas por todo el país, mansiones, salen en revistas, ganan todos los concursos, etc. Son tan perfectos que pueden tapar el brillo de los Cullen de Crepúsculo con la yema de un dedo. 

No sé, no es lo mío. Una cosa es hablar de alguien adinerado promedio. Y otra cosa es que todos escriban sobre esos millonarios que además son famosos y perfectos en todo, que los conocen en el país entero y demás. Es un elemento tan usual en ficción que ya no lo puedo tomar con seriedad.

Como supondrán, me costó bastante terminar de leer el libro. No podía engancharme, me tenía que obligar a continuar. 

Y ni por casualidad pienso continuar con la saga.

Quizás a ustedes sí les guste. A mí en particular me resultó plano, lento y repetitivo. 

Insisto, no es una mala historia, y estoy segura de que muchos jóvenes de entre 12 y 16 podrían encontrar la novela muy entretenida.

Pero no era para mí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario