26 septiembre, 2019

Reseña: Morpheus, el legado (Julieta P. Carrizo)

Título: Morpheus, el legado
Autora: Julieta P. Carrizo
Sinopsis: Un don capaz de revelar sucesos del futuro... y también del pasado.
Un amor.
Un misterio.
Un asesino.
Chantal Silver es una joven actriz que ha comenzado a triunfar en Hollywood y todo lo que siempre deseó parece haberse cumplido como por arte de magia. Sin embargo, ella tiene un don: puede ver lo que va a suceder a través de sus sueños, una habilidad en la que decidió dejar de creer por el sufrimiento que le causó en su infancia.
Pero ahora los presagios han vuelto, cada vez con más fuerza, mostrándole imágenes aterradoras que ella intenta ignorar para no perderse de nuevo en ese mundo onírico que tanto la confunde. ¿Y si su don intenta salvarla de un mal invisible que la rodea? ¿Será Chantal capaz de descubrir lo que sus sueños quieren revelarle antes de que sea demasiado tarde?


     
GENERALIDADES

¡Hola, gente! ¿Cómo andan? Les debo un montón de reseñas, pero les admito que en los últimos meses no he tenido ganas de escribirlas. Ando tapada de trabajo, con poco tiempo para mis proyectos personales y sin demasiada motivación para continuar con esto que ni siquiera sé si alguien lee. Armar una reseña me toma varias horas, después de todo.

Pero bueno, intentaré ponerme al día y hablar, al menos, de los títulos de autores hispanos y/o de recomendaciones que me han encantado.

Hoy, por ejemplo, les quiero contar un poco sobre mi experiencia con Morpheus, el legado. Seré desordenada y haré lo posible por no poner spoilers. Quiero desestructurar un poco mi opinión y redactarla “como salga”. Espero no marearlos.

MI EXPERIENCIA CON EL LIBRO

Con esta novela cometí el error de lanzarme con tremendas expectativas. No fue intencional, sino que he visto varias reseñas positivas de la historia; algunos lectores incluso han dicho que era su “mejor lectura del año hasta el momento”. Mencionaban que tenía una protagonista descendiente de mapuches y un asesino. Sonaba espectacular y…

No colmó lo que yo esperaba, me dejó sabor a poco y, aunque la idea base de la trama se me ha hecho muy original, no sentí que fuese una lectura que se destacara.

Recuerden que todo lo que diré respecto de este libro, salvo por un punto, será 100% subjetivo y tendrá relación exclusiva con mis preferencias personales. Por favor, no decidan “comprar o no comprar” la novela en base a mi experiencia nada más.

En especial porque yo no logré engancharme en ningún momento. Tampoco entendí muy bien a qué apuntaba la trama o cuál era su objetivo.

 En fin, empecemos a desglosar.

MIS PENSAMIENTOS SOBRE ELEMENTOS DE LA TRAMA

Como ya mencioné antes, muchos de los elementos que conforman Morpheus me parecieron geniales.

Por un lado, está el asunto de la cultura mapuche. Es la primera vez que leo una novela juvenil y moderna que toma elementos sociales y culturales de los pueblos originarios de Sudamérica. Leí la introducción en Wattpad, ¡y me encantó! Fue por eso que me decidí a comprar el libro. En ese fragmento, la protagonista se presenta a sí misma y a su pasado. Habla sobre antepasados y sobre leyendas que marcaron a su familia.

De hecho, la introducción ha sido lo que más me gustó de toda la novela (la pueden leer acá). Si el resto del libro hubiera sido asi (que es lo que yo esperaba), me habría fascinado. De nuevo, este fue mi error por asumir cosas y crear expectativas exageradas.

A la peculiaridad de la inclusión cultural mapuche se le suma que la protagonista es argentina y habla con voseo cuando se comunica en español con sus seres queridos. Si me conocen, saben que eso me encanta. Siento que le brinda credibilidad y cercanía a los personajes que representan un lugar en particular. También me pareció acertado que ese voseo se perdiera cuando la protagonista se encuentra en el extranjero y habla en inglés. Dos grandes aciertos en la historia que valoro muchísimo.

La originalidad de la trama no puede dejarse de lado. Más allá de que sé que esta no es la primera novela en utilizar los sueños de un personaje como pistas para resolver un crimen, la combinación general de elementos es única y es, posiblemente, lo que más se destaca del libro.

Ahora bien, mi mayor problema con este libro es que encontré unas cuantas escenas que yo sentí como incongruencias, contradicciones y/o errores técnicos sobre temas específicos (no puedo darles detalles al respecto porque eso daría spoilers) que hicieron que no pudiera tomarme en serio lo que ocurría. Y sí, ya sé que algunos me van a decir: “Ay, Nathalia… pero es una novela fantástica, obvio que no va a ser realista como para tomarla en serio”. Y ahí mismo está el problema: la parte fantástica está genial. El asunto es en lo que se supone que es verídico.

Voy a poner un solo ejemplo porque es de los primeros capítulos. Nuestra protagonista es actriz en el mundo anglosajón. Más allá de que no es “wooow, una estrella de Hollywood”, posee buena reputación y ha sido elegida para interpretar a la chica principal de una película medieval que se filma en Irlanda.

Hasta ahí todo bien.

El primer día de filmación, va por su vestuario, se lo pone, así como si se pusiera una remera para ir al supermercado, y empiezan a filmar… ¿sin peinado?, ¿sin maquillaje? ¿Sin ensayos? ¿Se puso el vestido y listo? Tal vez si esto fuera un proyecto casero por estudiantes podría llegar a creerlo. Y no es que el libro dice “me alisté y empezamos a filmar”, sino que queda bien claro que “se puso el vestido, le ajustaron un poquito el busto y salió corriendo a donde iban a filmar. Empezaron a grabar apenas llegó”. No anoté la página como para ponerlo textual… pero es un detalle que para mí rompió con la credibilidad. Y sí, es una tontería. Lo sé. Expresado de otra forma no me habría hecho ruido, pero pausé la lectura para releer la escena porque era ridículo el modo en el que se planteaba.

Encontré muchísimos problemas así. Boludeces que no me cierran y que cortan mi enganche. También vi algo que los lectores asiduos a los policiales seguro detectarían como error, pero es otro spoiler. Si la memoria no me falla, hay incluso una contradicción sobre un personaje y... bueno, basta. Dije que no las enumeraría ni las explicaría acá.


El giro final es, para mí, el mayor problema de todos. A mi parecer, no tiene ni pies ni cabeza, pero me guardo el comentario explicativo por cuestiones de spoilers. Además, es posible que el problema sea un malentendido de mi parte nada más, o una preconcepción. Si alguno de ustedes ya leyó la novela, me puede escribir por privado y debatimos el tema.

Sigamos.

Otro aspecto que no me agradó fue que no entendí a qué iba la trama.

Sobre mapuches no es. Un policial tampoco es (porque no hay investigación, los sueños le dan las respuestas en bandeja de plata a la protagonista). Un romance no llega a ser (aunque más de la mitad del libro sea sobre el drama de “¿amo a este tipo o a este otro?”). Fantasía tampoco llega a ser (tal vez “espiritual” sí).

¿Cuál era el objetivo de la historia? ¿A qué apuntaba la trama? ¿Cuál era el eje central? No lo encontré. Sentí que quería ser muchas cosas a la vez y que por eso no llegaba a ser nada en realidad.

De nuevo, quizás esto tenga que ver con que yo tenía otras expectativas. En mi mente, el libro era un policial fantástico basado en leyendas mapuches y con un poco de romance.

Pero no es nada de eso.

Hay mención a leyendas en dos o tres ocasiones. Hay un asesino. Hay sueños extraños (de los que me habría gustado ver mucho más) y hay romance.

Pero la novela no es nada de eso.

Es más, en lo que refiere al romance, lo sentí apresurado y exagerado como una de esas telenovelas de la tarde. Hay muchísimas escenas “románticas” que van demasiado rápido (o que se sentían así por los constantes saltos temporales de varios meses) y que no parecían aportar demasiado a lo que era importante para mí: hay un asesino suelto y la protagonista sueña con él y se propone atraparlo. (Nota: su motivación para averiguar más sobre él no me convenció tampoco).

Ya saben que no soy una gran amante del romance cuando no es necesario. Hay novelas románticas que me encantan, pero esta no se suponía que fuera una. Y más de la mitad del texto habla sobre ello, aunque no sea lo más importante para el avance de la historia.

Tampoco soy fanática de los triángulos amorosos, capaz que ustedes sí.

El epílogo me pareció innecesario y casi que un chiste. Es más, en numerosas ocasiones he bromeado con mis colegas escritores sobre ese tipo de epílogos repetitivos, obvios y que no aportan nada xD. Lo siento, pero lo quitaría directamente del libro. O haría un epílogo más relevante a la historia: sobre un nuevo sueño extraño. Sobre el mismo asesino. Sobre otro asesino. Las posibilidades son muchas, pero no es mi novela así que olvídenlo.

El asesino tiene un diario en el que escribe como si no estuviera contando su vida de manera muy informal. Se me hizo chistoso imaginarlo redactando con el estilo narrativo que usa. No digo que sea imposible que un asesino haga eso, aunque me pareció un poquitín ridículo. Forzado incluso para “explicar la historia”. Habría preferido tener capítulos normales que muestren lo que él hace, lo que hizo o lo que recuerda. Después de todo, la novela está en tercera persona y el narrador tiene derecho a seguir al personaje que quiera.

Me quedaron cosas sin entender, sin explicar bien. Muchas tangentes que podrían haberse explorado más y escenas que me resultaron como “caídas de paracaídas” (colgadas de un hilo delgado y a punto de caerse). Me quedó sabor a poco por la falta de investigación, por no saber mucho sobre la película que filmaba y por millones de cosas más.

Sentí que el libro quiso ser mucho y que no llegó a ser nada. Tal vez podría haberse dividido en una saga con cada aspecto tratado más a fondo. Quizá podrían haberse omitido algunas cosas para darle prioridad a otras. Incluso sería una posibilidad añadir 20 o 30 mil palabras más a la novela para que se completen los vacíos. De algunos temas nos entrega tan poco texto que habría sido mejor o no ponerlos o expandirlos; están en ese punto medio que hay muy poco para ser importante y demasiado para ser relleno.

Sé que en otras reseñas hablan sobre "la mezcla perfecta y en la justa medida de elementos de varios género", pero yo definitivamente no lo sentí así ni por casualidad.

Otra tontería, que tiene que ver solo conmigo y con mis preferencias, es que no pude imaginarme ningún escenario ni tampoco a los personajes. Pero no porque la autora no lo intentara (no me molesta en lo más mínimo cuando el escritor no habla del físico de los personajes), sino porque no lo lograba.

Sentí que lo que la autora me decía no me alcanzó para nada. No pude ver a los personajes en mi mente como a humanos que podrían existir, como seres complejos y reales. Hace muchísimo tiempo que no siento esto en una lectura. Lo único que recuerdo de ellos es que uno de los chicos tiene pelo rubio enrulado.

Puedo estar completamente equivocada en esto, pero me quedó la impresión de que, en lugar de construir un mundo autosuficiente y vivo en el que transcurre la historia, esta novela fue armando el mundo según lo que la historia necesitaba y por conveniencia. Escritura de brújula, como le decimos a veces. En ocasiones sale excelente, otras veces no.

En resumen: para mí, la novela es una muy buena idea que podría haberse ejecutado mejor. Tal vez habría necesitado un editor narrativo, un lector beta crítico o un proofreader meticuloso que ayudara a moldear el esqueleto de Morpheus y que detectara las incongruencias.

Creo que Morpheus tiene un potencial increíble y que una segunda edición revisada y mejorada podría hacer de este libro una joyita.

Saben que soy sincera, así que lo diré sin vueltas: así como está, a mí no me gustó la novela. No me enganchó en ningún momento (más allá de la introducción) y no le encontré el sentido.

Pero a muchísimos lectores les ha encantado, así que el problema debe ser mío y lo reconozco: no era mi clase de lectura. No cumplió con la expectativas que yo, erróneamente, había creado en mi mente. No era lo que esperaba ni por asomo.

Yo esperaba un policial con elementos mágicos. Y no es eso.

Capaz a ustedes les fascine. Espero que así sea.

LA MAQUETACIÓN, EL DISEÑO Y DEMÁS

Como siempre, quiero destacar lo mejor y lo peor en cada aspecto posible.

El diseño de tapa del libro es hermoso. Es más, todas las tapas de Editorial Vanadis son fantásticas y me piden a gritos que compre sus títulos y que los presuma en mis estantes. Si en algo se destaca la editorial, es en su gran calidad de diseño.

El interior me encantó en casi todos los aspectos. Tiene detalles preciosos, con pequeños atrapasueños y relojitos. Espectacular.

     
Mi única queja gráfica es que la tipografía para los capítulos del asesino es insufrible. Es una cursiva difícil de leer, con poco espacio para respirar, casi sin separación entre líneas o párrafos. Genera estrés visual.

Leer uno o dos párrafos con ese estilo no sería un problema, pero cuando de repente me encontraba con quince páginas seguidas así, me daba jaqueca de solo pensar que tenía que leerlas. Me las quería saltear (no lo hice). Esa tipografía me arrancaba de la concentración lectora. Me pregunto si este ha sido uno de los factores que hicieron que no me enganchara.

Es más, les pongo una foto para que vean:


     
La corrección es buena. No es “excelentísima”, pero ninguna lo es. Nadie es perfecto. Ninguna novela es perfecta.

Pocos problemas he visto, y casi ninguno me ha molestado al leer.

Saben que, como correctora, tengo la deformación profesional de que veo “errores de corrección” hasta en la sopa de letras; son boludeces que NADIE notaría, que el lector promedio no vería ni con un microscopio. Pero que están. De esos errores, el único que me incomodó un poco fue el tema de algunas comas mal puestas.

Así que nada grave, el libro tiene una corrección técnica buena.

¿LO RECOMIENDO?

Sí, pero no a todos.

Lo recomiendo especialmente a los lectores jóvenes (de veinte años o menos) que les guste el romance con detalles mágicos. Lo recomiendo con un “plus” a los que son argentinos.

No sé si se lo recomendaría a un lector adulto. Definitivamente no se lo recomendaría al que está buscando un policial o un buen misterio (que es lo que yo esperaba).

No le puedo poner puntaje a la novela porque hay elementos que me hacen desear darle cinco estrellas y elementos que me hacen querer darle apenas dos. Y sé que muchas de mis quejas son 100% subjetivas y tontas, que no vale la pena preocuparse por ellas.

El libro no es malo. De hecho, es muy original y único. Está bien escrito en cuanto a calidad técnica y toma elementos locales poco vistos en la literatura moderna. Solo les advierto que no se sumerjan en la historia con las expectativas que yo tenía.

Definitivamente quiero leer más obras de la autora. Ojalá algún día se anime a escribir un libro con mucha más cultura local y con menos mezcla de géneros (o que haga una saga muy extensa en la que pueda explorar más a fondo cada cosa).

PARA COMPRAR LA NOVELA PUEDEN ENTRAR A ESTE ENLACE

No hay comentarios:

Publicar un comentario