20 marzo, 2017

Reseña: Mi amigo el demonio (Carolyn Jess-Cooke)

Título: The Boy Who Could See Demons (Mi amigo el demonio en la traducción)
Autora: Carolyn Jess-Cooke
Sinopsis: Alex tiene diez años, vive en Belfast con su madre, juega con su perro, inventa chistes y le encantan las tostadas con cebolla. También tiene un único amigo del que es incapaz de separarse, incluso a su pesar: Ruen, un demonio de 9.000 años de edad que toma diversas formas y en el que Alex se refugia cada vez que su madre afronta uno de sus frecuentes ataques de llanto. Su psiquiatra, Anya, cree que Alex sufre de esquizofrenia, pero poco a poco empieza a dudar de que Ruen sea sólo una criatura imaginaria. La mujer deberá enfrentarse a sus propios demonios para comprender los de su paciente.


“Nadie tiene que ir al infierno para experimentar cómo se siente. Solo necesitamos dejar que la desesperación crezca en nuestra alma hasta que se convierta en el mundo que nos rodea.

Voy a contarles algo estúpido.

Compré este libro usado porque me encantó la tapa. Ni siquiera sabía de qué se iba a tratar. El nombre no me sonaba de ningún lado, pero no me importó.

Cuando lo leí, me encantó. Ha sido uno de los mejores libros que he leído en mucho tiempo así que apenas terminé con el último capítulo, me puse a preparar esta reseña.

Fue en ese momento que descubrí que el libro había sido traducido como “Mi amigo el demonio”. Recuerdo haber visto una reseña de este libro hace como cuatro años. No sabía que era la misma novela y hasta la tenía en mi lista de “libros que quiero comprar” jajaja. Así que parece que lo compré por error y sin saberlo. Me alegra.

Ahora sí, la reseña.

LA HISTORIA

"El niño que podía ver demonios" nos cuenta la historia de un chico de diez años llamado Alex. Su infancia ha sido extremadamente dura. Su madre es joven, de su padre no se sabe nada y viven en Irlanda del norte en una casa que se está cayendo a pedazos. La madre de Alex ha tenido ya cuatro intentos de suicidio y bueno, ya saben, las cosas no podrían estar peor.

Pero Alex tiene un amigo, se llama Ruen y es un demonio. Alex conoció a Ruen y a otros demonios cuando tenía cinco años. El concepto de demonio le era extraño, pero Ruen juró que sería siempre su amigo.

Al comienzo del libro entra en escena Anya, una psiquiatra infantil que es asignada al caso de Alex luego del último intento de suicidio de su madre. Anya ve en el niño muchas cosas que ya había visto en su propia hija (que murió hace ya varios años) y se encariña con él.

Ruen insiste en que quiere ayudar a Alex y conocer más sobre Anya, así que que usa al niño como intermediario para hablar del pasado de la psiquiatra, de las heridas de Alex y de muchos temas MUY MUY oscuros que un niño de diez años no debería conocer.

"The mind is its own place, and in itself,Can make a heav'n of hell, a hell of heav'n."

Los síntomas son claros para Anya. Alex sufre de esquizofrenia, pero para luchar contra los demonios de la mente del pequeño, ella deberá afrontar primero los suyos propios.

OPINIÓN
Esta novela ha sido una muy grata sorpresa. Me la encontré tirada entre libros usados por un dólar hace ya más de un año, pero decidí leerla hace unos días cuando se me cortó la luz.

Cada capítulo intercala la voz de Alex (un niño de diez años) y Anya (su psiquiatra).

Los capítulos que hablan sobre Alex nos muestran su lucha diaria contra la crueldad de la vida. Vemos los constantes ataques de su madre, los intentos de suicidio, la pobreza extrema y su gran talento para aprender nuevas cosas. Alex también nos cuenta sobre Ruen, su mejor amigo. Ruen es un demonio que toma diversas formas según su humor. Dice que está estudiando a Alex, que es su amigo y que le ayudará siempre. Le enseña sobre historia, arte y religión. Le habla sobre muchas cosas que un niño promedio no conoce.

Los capítulos de Anya inician cuando la madre de Alex tiene otro intento de suicidio y a ella la asignan al caso del pequeño. Lo entrevista varias veces en un intento por diagnosticar qué le sucede a Alex dentro de la mente. Se siente muy apegada a él porque le recuerda a su hija que falleció hace un par de años. Vamos viendo escenas de su pasado que se disparan en forma de recuerdos a medida que Anya se relaciona con Alex.


El tema es muy delicado: esquizofrenia infantil en el contexto de los conflictos armados y terroristas de Irlanda del Norte. Sobre esto tuve que hacer una pausa e investigar un poco porque mi conocimiento del tema era demasiado limitado,  Pero el libro puede leerse sin necesidad de lecturas extras. 

Este libro es TAN BUENO que no puedo encontrar suficientes palabras para describirlo. Es una historia cruel y real, pero que al mismo tiempo está contada desde un punto de vista infantil que roza la fantasía.

Es una historia llena de factores sociales y psicológicos pero que escoge una voz narrativa que simplifica y explica cada detalle para un público ajeno al campo médico. “Hasta un niño de diez años podría entenderlo”, diría yo.

He leído una entrevista a la autora en la que dice que ha consultado el contenido del libro con psicólogos, psiquiatras e incluso con personas que sufren de esquizofrenia para poder darle veracidad al comportamiento de Alex y a sus palabras. Excelente.

Esta es una historia muy emotiva que al estar contada desde el punto de vista de un nene de diez años, nos narra con elementos fantásticos la lucha mental de un pequeño en un entorno complicado.

Alex quiere ayudar a su madre, salvarla de ella misma.
Anya quiere curar a Alex aunque ello le cueste su propia cordura.

Solo puedo decirles que TIENEN que leer esta obra. Es única, no es complicada, es emotiva y educativa. Y el final les va a sorprender MUCHÍSIMO (a mí no me terminó de gustar porque creo que es un poco forzado, pero dentro de todo tiene sentido).

Y sí, está traducida y ha sido publicada por Editorial Duomo que en Argentina depende de Océano.




8 comentarios:

  1. Empece a leerla porque vi tu recomendación en Twitter/Goodreads =) Hasta ahora me tiene MUY atrapada, cuando lo termine te digo que me parece el final.
    Besos Nathi!

    ResponderEliminar
  2. Hola Nathalia tengo este libro hace casi un año porque me lo regalaron y con tu reseña ya no me queda duda de que lo leere pronto , los demas que tocan son muy delicados , pero por como los cuenta la escritora estoy mas que segura que me gustara la novela . Muy buena reseña . saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    La verdad es que no había oído no leído de esta novela, pero me llamó mucho la atención ya desde la sinopsis. Después de leer tu reseña, tengo muchas más ganas de darle una oportunidad. Espero hacerlo pronto!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Me encanto esta reseña! Dios mio, quiero este libro ya mismo. Te amo-detesto por darme títulos geniales siendo que ya tengo muchísimos en mi biblioteca sin leer. La reseña me pareció muy completa, me gustó mucho.

    Saludos <3

    ResponderEliminar
  5. Hola. Para ser sincero cuando empecé a leer la reseña pense que iba a ser un tremenda boludez con amiguitos imaginarios mágicos y cosas así, pero me sorprendió realmente la temática. Se ve que es algo que fue realmente trabajado porque no es fácil encarar temas así. Me dio curiosidad de leerlo. De verdad.

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Linda reseña. Me encantó la idea de la trama. Me parece que me va a pasar como vos: Anotarlo en para leer/comprar después y ni acordarme de que lo quise leer jajaj
    Creo que hice un matote barbaro. No se, yo me lo imagine(? jaja
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Nati!
    Es la primera vez que escucho hablar de esta historia y la verdad me llama muchísimo la atención. Que bueno que la compraste por error jajaja La tendré en cuenta, gracias por la hermosa reseña.
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  8. Hola Nati!
    parece un libro súper interesante, me llamo la atención por completo. Me copa mucho cuando juegan con el tema de la fantasía y la realidad.
    No hay nada como comprar un libro por error, y que este sea uno que no sabía que querías jajaj (solo a vos te pasa)
    ¡un beso y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar