06 abril, 2018

RESEÑA: Los gatos negros de Londres (Lucía ZigZag)




Título: Los gatos negros de Londres
Autora: Lucía ZigZag
Sinopsis: Hayden se sentía confuso una vez más, acorralado y bailando con la muerte como la absurda rata que era. Las oportunidades le rechazaban y se escurrían como el agua entre sus manos, con la única compañía de la droga palpitándole en el cerebro y de aquellos ojos acusadores mirándole desde el lado opuesto de la habitación, en el lienzo.
Tenía un cuadro de veinte millones de libras frente a él, un robo legendario con su firma, una cadena de asesinos provenientes de la Deep Web, y a toda la policía londinense y francesa investigando tras sus pasos.
Y aun así, Hayden se sentía la criatura más insignificante del mundo.


“Londres era elegante, impecable incluso en sus partes más bizarras. Londres tenía historia. Londres era historia.”


PODRÍA RESUMIR TODA LA RESEÑA EN ESTE GIF, pero me explayaré de todas formas.

Lo primero es lo primero: este libro me gustó TANTO que tuve que dividir la reseña en dos partes. En la versión filmada, vas a ver por qué recomiendo la historia. En la versión escrita, hablaré de aspectos técnicos y mi opinión sobre ellos. Nada más.
Empecemos.

EL VIDEO


LA HISTORIA
Como ya lo expliqué en el video, seré breve. 

Esta novela sigue a Hayden, un chico joven que trabaja en prostitución a través de un pub llamado Leviathan, y ama el arte (es artista como pasatiempo y como forma de entrada de dinero alternativa). 

En un intento por salir del agujero social en el que está metido, y casi por una casualidad pensada en momentos de escasa lucidez, decide con sus amigos ir a robar una obra de arte muy famosa: Napoleón cruzando los Alpes (que marco acá: es una de mis obras de arte preferidas también xD).

Y lo logra, claro, el problema está en qué hacer con ella después. Hayden se ha involucrado en un mundo que no le pertenece, y no saldrá ileso de él.

LA NARRATIVA
La novela está narrada en primera persona. Esto suele ser, para mí, algo negativo. Pero en esta ocasión, superó todas mis expectativas. 

El narrador es detallista y reflexivo; analiza tanto lo que le es propio como lo ajeno. Su mente trabaja sin descanso en una compleja red de ideas y sensaciones. Es imperfecto en demasía, pero siente la necesidad de llevar las riendas de todo.

En ningún momento, el narrador espera o pretende que nosotros nos pongamos en sus zapatos, que nos sintamos cómodos con lo que pasa por su cabeza. Muy por el contrario, es crudo y brutal. Lo sabe y no le importa. Es un narrador que no intenta ser correcto y que sabe que lo que hace/dice está mal, pero de todas formas no lo cambia. Es terco, más egoísta de lo que él mismo cree. Su visión del lado de la ciudad que siempre intenta ocultarse es impresionante.

Más allá del narrador, quiero destacar el estilo de la autora. Lucía no tiene inconvenientes en mostrarnos la peor faceta de la sociedad en toda su plenitud, escribe sin tapujos sobre un entorno decadente y sombrío. Nos habla de problemáticas sociales que son tangibles y las lleva al extremo a través de una historia que, con sus pequeñas exageraciones, golpean en sitios que no sabíamos que existían. En cierto modo, me hace pensar en  Charles Bukowski.

Como no tengo palabras para hacerles entender a lo que voy con todo esto, les dejo un para de citas:

“Londres tenía muchas cosas buenas y muchas cosas malas, como todos los lugares, pero yo no me imaginaba dejar la capital para irme a vivir a un sitio más tranquilo. La vertiginosa ciudad era mi salsa, mi ley de vida. Yo era el rey de las moscas.Me fascinaba su ajetreo, su efervescencia, sus miles de personas con sus miles de rumbos. Si mirabas a sus balcones victorianos podías imaginar  a las señoras asomadas con sus prominentes vestidos, la niebla de Jack el Destripador, la pipa de Sherlock. Podías escuchar la música de los bailes de máscaras, la cháchara de los sirvientes junto a sus mansiones, el ruido del puerto trayendo barcos con té de la India. Si prestabas atención casi podías oler el sudor de los caballos parados frente a las diligencias o respirar el mismo aire que respiró Virginia Woolf. Aquella hermosa épica en la que te comprabas un mueble y nadie más lo tenía igual, antes de que llegara el desenfrenado Fordismo y su desencanto.”
“Era decepcionante saber que todos los caminos habían sido andados y que cualquier ruta estaba perfectamente marcada. La muchedumbre era un decorado, un telón de gente sin objetivos. O peor aún, todos con el mismo. Daba la sensación de ser uno más del montón siguiente a los demás. Mentiroso aquel soñador que dijo que solo los peces muertos siguen a la corriente, porque de la corriente no puede escapar ningún pez.”
“Necesitaba rodearme de personas despreciables para sentirme un poco más apreciable que el resto, para destacar como la mosca más limpia que estaba condenada a esa mierda.”
LA EDICIÓN
De los personajes ya hablé en el video, así que quiero marcar los pequeños detalles que no tienen relación en sí con la historia o su puntaje, sino con cosas que hubiera cambiado desde la decisión editorial.
Lo primero: como en las aventuras de Poirot de Agatha Christie, donde nuestro amado detective de vez en cuando habla francés, acá tenemos momentos en los que los personajes maldicen en inglés o citan fragmentos de canciones británicas. 

Por algún motivo, algunos están explicados en notas al pie (cosa que cualquier lector que no sepa inglés agradecerá). Otros no (y no porque sean simples). Y los menos, cerca del final de la novela, tienen el numerito de nota al pie, pero al pie no hay nada (tampoco un glosario); no sé qué pasó ahí.

Lo segundo: esto ya es algo súper-mega personal. La novela tiene un cast muy amplio de personajes. Cada uno de ellos lleva, además de su nombre, un apodo con el que se le conoce en el mundo de la prostitución. Hayden, por ejemplo, es Gato Negro. Esto puede marear a los lectores más distraídos o con poca memoria. Yo habría colocado, como se hace a veces, un pequeño cast de personajes y apodos que les corresponden al comienzo o al final del libro. Esto es una recomendación mía, no una ciencia exacta y por eso no afecta a mi valoración de la obra.

Lo tercero: si tuviera que criticar UNA SOLA COSA de la novela, es que me parece que necesitaría un mejor ajuste en su puntuación. Por momentos sentí que había puntos y comas que sobraban. Y por momentos sentí que faltaban. No me puse a analizar cada frase como correctora, pero fue la impresión lectora que tuve. Es casi imperceptible y sé que yo soy jodida. Como sé que puede que sea una cosa mía y no del libro, no afecta a la puntuación.

Lo cuarto: esto lo marco más como una ironía que como otra cosa. Algunos de mis lectores usuales lo entenderán: LOS ESPAÑOLICISMOS. Tuve que buscar un par de palabras en el diccionario porque son típicas de España y los lectores latinos no las conocemos. Hay una, de hecho, que se repite bastante cerca del final y todavía no sé qué es. No digo que habría que poner un glosario ni nada, porque la autora es de España y escribe como en su tierra, pero lo advierto para que lo sepan de antemano. Esto no hace que el libro sea complicado de entender ni nada, pero siento que, si no les aviso, algunos se van a sorprender de forma negativa. O sea, ¿cómo mierda iba a saber yo que “pienso” en España no es solo la conjugación en primera persona del presente del verbo “pensar”, sino que además es la comida para perros? “Me fui a comprar pienso” WTF??????? Deberían haberlo traducido a español latino (?).
(NOTA: EL PUNTO CUATRO ES UN SARCASMO PORQUE LOS LECTORES ESPAÑOLES SUELEN QUEJARSE SIEMPRE DE QUE LOS LIBROS DE AUTORES LATINOS TIENEN TÉRMINOS “MUY LATINOS”, COMO SI ESO FUESE UN ERROR Y DEBIERA SER TRADUCIDO AL ESPAÑOL DE EUROPA. ¡ES EL MISMO IDIOMA, MIERDA! ¿VEN AHORA QUÉ TAN RIDÍCULO SUENA?)
TECNICIDADES DE LA TRAMA
Museología: yo soy museóloga, sí, pero la verdad es que las cosas no funcionan igual en Argentina y en Londres. Hasta donde mis conocimientos abarcan, no le he visto fallos tangibles. Hay detalles que no se explican, pero eso es lógico: se dejan afuera porque no son necesarios para el público general y podrían resultar confusos. Desde mi punto de vista, la autora se ha informado muy bien sobre los asuntos que hacen referencia a cómo debe tratarse una de arte y cómo se transporta. Lo único que quizás me hizo ruido fue que el cuadro llegara a Londres por avión, cuando en realidad suele intentar evitarse ese método de transporte por los cambios de presión que pueden afectar a la obra. Pero no es que no se haga o que no exista. Yo he tenido profesores (museólogos) que han viajado a Europa por avión con obras de arte por diversos motivos. No es lo usual, pero no es imposible.

Internet: Uno de los grandes temas de la obra es la llamada Deep Web, la parte ilegal de internet, la que se maneja con cripto currency como los bitcoins, que es casi imposible de trackear y donde se llevan a cabo todas las transacciones ilegales. Allí uno puede traficar armas, drogas, arte y hasta contratar asesinos. Como bien dice el libro: la internet que conocemos es solo la punta del iceberg. Y la verdad es que el tema está MUY bien tratado. Yo se bastante del asunto porque he visto cómo funciona gracias un conocido del secundario. Todo lo que se explica en la novela es cierto y está simplificado para la comprensión de un usuario promedio de internet. Hay una sola cosa que me hace un poco de ruido, pero no puedo decir que está mal porque no sé si sea así, solo me resulta increíble y no tengo suficientes conocimientos de la Deep web como para hacer una afirmación formal. Así que no le critico nada en este aspecto tampoco. 

El robo: cualquier persona que haya visto una película de acción sobre robos sabe que estas cosas SIEMPRE son un poco exageradas e increíbles. Y dentro de todas las ridiculeces que la autora podría haber puesto en la novela, se mantuvo coherente y lógica. Presentó su robo como algo posible, aunque elaborado. Y eso me pareció genial. O sea, estoy leyendo una novela (ficción) y no espero que la escritora sepa cómo podría ella robar el cuadro en la vida real; sin embargo, la posibilidad que presenta en la novela está bien planteada y no es una exageración ridícula como podría haberlo sido, por ejemplo, si esta historia formara parte de algo del estilo de Misión Imposible. Es creíble, aunque improbable, y eso es justamente lo que le da valor y hace que la escena sea excelente.

OPINIÓN GENERAL
Podría escribir otras cuatro o cinco páginas sobre el buen ejemplo que esta obra da para evitar las generalizaciones que hace la gente sobre temas como: todo en Wattpad es malo (o romántico), la gente joven no sabe escribir, las editoriales solo publican cosas famosas para vender, etc. PERO no lo haré. Creo que la reseña habla por sí sola sobre todos estos temas.

Lo único que me queda por decirles es: LEAN LA PUTA NOVELA.

No la van a poder soltar. Se van a quedar como yo, conteniendo la respiración desde el comienzo hasta el final de cada capítulo. 

  • La historia: excelente.
  • Los giros de la trama: excelentes.
  • La narrativa: excelente.
  • Los personajes: excelentes.
  • Cualquier otro aspecto que pase por tu cabeza: excelente.


El libro se va directo a mis mejores lecturas del año. ¡Y TAMBIÉN A MIS MEJORES LECTURAS DE TODA LA VIDA HASTA EL MOMENTO!

Como dije en el video, cinco estrellas no me alcanzan para darle el puntaje que merece. Le aplaudo de pie a la autora y a la editorial por esta novela. Gracias por las excelentes horas de lectura.


¡CINCUENTA PUNTOS PARA SLYTHERIN! 
Digo, ¡cincuenta estrellas para la novela (porque se editan más fácil que los dragones)!



PODÉS COMPRAR EL LIBRO EN





OTRAS CITAS
“Una amiga me dijo una vez que la inspiración es como un orgasmo: entra, lo devasta todo a su paso y sale por la puerta de atrás, dejándote tembloroso y vulnerable como un cordero. Creo que tiene razón.”
“Así que trabajaba a dos niveles: en el primero luchando porque nadie supiera mi nombre y en el segundo luchando porque todo el mundo lograra aprendérselo.”
“Otra vez esta existencia vacía, monótona. Esta tubería con goteras. Este coche que perdía aceite cada vez que intentaba arrancar. Otra vez este puto invierno a la vuelta de la esquina. Este clima lluvioso que amenazaba con apagar la mísera llama de mi interior.”
“El arte no se puede comparar. No es solo el resultado: es el origen, es el cúmulo de circunstancias y sensaciones que hay en la mente del autor cuando está preparando sus pinceles, cuando empieza a sabotear el lienzo en blanco. Nadie tiene derecho a juzgar eso. Incluso a veces es más artístico el marco que el cuadro, pero nadie se da cuenta de eso porque solo miramos donde se supone que debemos mirar.”
“El arte es hermoso porque es aquello trascendental que queda cuando el artista se ha ido, o porque es aquello efímero que se va cuando el artista se queda.”
“La perfección se hace a sí misma tras cometer cientos de errores. Y además es subjetiva, que es lo que la hace bonita. Tampoco es que me esfuerce por hacer las cosas bien. Nadie sabe cómo vivir, solo estoy probando, improvisando. Eso es lo que somos. Vividores empíricos.”

1 comentario:

  1. Hola :) Yo creía que el libro trataba sobre gatos jaja, así que cuando vi el video no pude evitar decepcionarme :(
    De todos modos, al ver que te gustó tanto me dan ganas de leerlo. Me mata la parte de que concretó el robo y ahora no sabe qué hacer con la obra.

    Yo también detesto las expresiones españolas, muchas veces me pasó que tuve que parar la lectura para buscar en Internet el significado porque no lograba entender la frase, lo cual es una caca porque te corta todo el clima y además es muy molesto.

    Voy a agregar el libro a mi lista de libros por leer porque me llama la atención, a pesar de que no trate sobre gatos, y creo que también voy a chusmear las obras de la autora en Wattpad. Besos.

    ResponderEliminar