30 julio, 2018

Reseña: The Tail of Emily Windsnap (Liz Kessler)

Título: The Tail of Emily Windsap (no existe version traducida).
Autora: Liz Kessler
Saga: Emily Windsnap #1
Sinopsis: Emily siempre ha vivido en un barco pequeño que está amarrado al muelle de un pueblo costero de Estados Unidos. Y, aunque parezca extraño, su madre siempre le ha tenido miedo al agua. Pero Emily desde niña quiere aprender a nadar, y cuando por fin consigue el permiso de su madre para tomar clases de natación descubre que al sumergirse de transforma en una sirena. Gracias a esto comienza a investigar sobre su pasado, sobre la misteriosa identidad de su padre y los constantes fallos en la memoria de su madre. ¿Quién es Emily en realidad?



GENERALIDADES
Lo primero es aclarar que este es un libro que apunta a lectores jóvenes de entre 8 y 12 años; posee un vocabulario sencillo y cualquier lector hispano con conocimientos básicos de inglés podría darle una oportunidad.

Con eso aclarado, les cuento que compré los primeros cuatro libros de esta saga (usados) hace ya algunos meses porque me encantó el diseño de las tapas. Sabía que eran infantiles pero, ¿y qué? Lo que vale en un libro es su calidad más allá del público al que apuntan.

Aproveché que me iba de viaje a la costa de Carolina del Sur para llevarme el primer libro de la saga conmigo. Pensé “playa + sirenas, ¿¡por qué no!?”, y comencé a leerlo apenas pude enterrar mis pies en la arena.

Aclaro desde ya que las tres o cuatro reseñas de mis lecturas de vacaciones serán breves porque no tomé muchas notas (y además, las perdí). Me centraré en lo más importante y no tanto en los detalles.

LA HISTORIA
Esta es la historia de cómo Emily descubre por qué siempre le atrajo el océano. 

Resumiendo lo que puse en la sinopsis: Casi por accidente, la verdadera naturaleza de Emily se manifiesta durante una clase de natación y la curiosidad se apodera de ella. 

Emily decide escapar por las noches para nadar en el océano en busca de respuestas. Es así que aprende sobre el mundo de las sirenas, sus reglas y secretos. Está decidida a conocer la identidad de su padre y descubrir por qué su madre no puede recordarlo.

Se entremezcla una aventura fantástica, misterio y los dilemas de la vida cotidiana preadolescente en una historia que nos invita a dejar volar (o nadar) la imaginación.

LA NARRATIVA
Como ya dije más arriba, este es un libro pensado para los lectores más jóvenes. Y de hecho, es uno muy bueno. A veces cuando uno busca literatura infantil y preadolescente se encuentra con obras escritas por adultos que parece que trataran a los niños como si fueran idiotas. Y esta saga no es así. 
Tiene una trama coherente. Se tratan temas serios (legales, políticos y demás) con simpleza pero sin perder la seriedad. Los personajes no son “todos buenos” y se puede ver la crueldad sin tapujos de un sistema injusto. 

Desde los ojos de una niña, el lector comprende a través de emociones y del razonamiento emocional. Emily se cuestiona las cosas sin miedo. ¿Por qué una ley es así cuando perjudica a la gente? ¿Por qué hay personas que les hacen daño a otras? ¿Por qué hay temas de conversación que lastiman a las personas? ¿Quién decide qué es bueno para la sociedad y qué no? ¿Puede un gobierno estar equivocado?

Y en su simpleza, las respuestas se reflejan en una historia llena de enseñanzas. Con vocabulario sencillo y de lectura ágil, esta historia es una excelente lectura para los que recién comienzan a sumergirse en el mundo literario.

LOS PERSONAJES
Cada personaje en esta historia tiene un rol muy definido. No son “únicos y especiales”, pero ayudan con sus estereotipos a guiar al lector novato dentro de la función que cumplirán en la novela.

Tenemos a la chica común que un día descubre algo fantástico (Emily), a la chica popular y molesta de la escuela primaria que le hace la vida imposible a la protagonista. Tenemos a la mejor amiga que tiene un gran corazón pero que es medio atolondrada. La madre incrédula, el “tipo misterioso que parece malo pero nadie sabe por qué” y otros tantos personajes secundarios que ni sobran ni faltan, sino que son necesarios para la evolución de la trama.

OPINIÓN GENERAL
Hay muchas cosas que quería decirles sobre el libro, pero no sé dónde las anoté y la verdad es que no las recuerdo todas.

Uno de los detalles para mencionar es que el título es un juego de palabras. Se usa “tail” (cola) en vez de “tale” (cuento/historia) para que se lea La cola de Emily Windsnap y que suene como El cuento de Emily Windsnap.

Otra cosa para decir era que la trama en sí no guarda muchos secretos. Todo lector que tenga ya cierto tiempo en el mundo literario podrá predecir TODO desde las primeras páginas. Sabrán quién es bueno, quién es malo, por qué Emily es una sirena, quién es su padre y demás. No hay grandes sorpresas para un lector experimentado. Supongo que un niño de 8 años podría no ver las pistas con la misma claridad, pero no puedo asegurarlo porque me es imposible ponerme en los zapatos de un infante sin experiencia lectora.

Ha sido una lectura genial para pasar el rato y leer en la playa. Se lee rápido, no es complicado y tampoco aburre. No tiene relleno ni se complica en nimiedades innecesarias. 

No es “el libro mejor escrito del mundo” ni tampoco “el más original”, pero le daré un puntaje medianamente alto porque cumple con lo que promete y se destaca dentro de un género en el que es complicado hallar buenas lecturas. He tenido malas experiencias con novelas para preadolescentes en el pasado, pero esta es muy buena para lo que quiere lograr. Se ajusta en estilo narrativo a la edad a la que apunta, cuenta una historia coherente y deja un mensaje. ¿Qué más se puede pedir? 

Si tuviera que marcar un aspecto negativo diría que le faltó credibilidad a la forma en la que se soluciona el problema final. Me pareció muy… ridículamente fácil. Pongamos un ejemplo metafórico que no representa al final real, sino a por qué no me terminó de gustar: una nena de doce años se encuentra frente al rey milenario que quiere mandarla a la cárcel por toda la eternidad por un crimen que ella no cometió. Y la nena le dice entonces que sus reglas están mal y que no sirven para nada, que debería cambiarlas. El rey le da la razón, la deja libre y hasta le da una casa nueva y un unicornio mágico que cumple deseos (¿?). Bueno, así de ridículo.

Me hubiera gustado ver un poco más de tensión en el final y un poco menos de “felices para siempre” conseguido casi sin esfuerzo alguno. 

Sé que es un libro para los más chicos, pero se les fue la mano. Solo les faltó que el enemigo se hiciera bueno y decidiera convertirse en el mejor amigo de Emily.

IGUAL, es solo el primer libro de la saga. Quizá el final haya sido así solo para darnos un comienzo turbulento del segundo tomo. No lo sé.




1 comentario:

  1. La tapa es hermosa y debe haber sido bastante copado leerlo en el mar :) Una vez leí un cuento que tenía una escena similar a esa del re y la nenita, no me acuerdo cuál era, pero sería alguno que leímos en la escuela. Me acuerdo que me causó gracia porque era muy tonto, no sé qué me habrá parecido el cuento en general... Saludos.

    ResponderEliminar